12 de diciembre de 2017

Star Wars. Las precuelas.


Capítulo I. La amenaza fantasma.

Con qué emoción esperábamos esta película, con qué ganas, quizá en las historia del cine nunca antes una película había despertado tal expectación (salvo “El Padrino III”), y al final... a todos nos quedo un amargo regusto de ligera/enorme (elijan ustedes) decepción. Son tantos y tan grandes los errores en que cayó George Lucas que necesitaría un tomo enciclopédico para enumerarlos todos. Desde la desafortunada elección del niño para interpretar a Anakin (no porque lo hiciera mal, que ahí creo que cumplió con dignidad, sino porque no tenía el físico idóneo para ese papel) pasando por una trama aburrida, unos personajes ausentes de carisma, un malo completamente desaprovechado, los midiclorianos... en fin, que les voy a contar que ustedes no sepan.


10 de diciembre de 2017

Saga Star Wars. Una crítica diferente.

Puesto que se acerca el estreno de la esperadísima “Los últimos Jedi”, qué mejor ocasión para revisar toda la saga desde una perspectiva más desenfadada y un poco diferente a la habitual. Libérense de prejuicios, empápense de nostalgia y desempolven sus sables láser, nos adentramos en la Space Opera que, para mal o para bien, cambió para siempre el modo de hacer cine en esa casa de sueños y pesadillas (sobre todo para algunas actrices) que es Hollywood. Espero que la disfruten.


6 de diciembre de 2017

En Este Rincón del Mundo. La cotidianidad de la guerra.

Hoy os traemos un nuevo ejemplo de la grandeza del actual cine de animación japonés y de la variedad de estilos que alcanza dicho formato.

“En este rincón del mundo”, basado en un manga de Fumiyo Kono, se aparta de habitual dibujo de ojos desproporcionados y rostros exagerados para volver a un estilo clásico de animación, relativamente sencillo pero de gran carga poética e impecable ejecución, que se adapta como un guante a la historia costumbrista que nos va a contar. La protagonista, Suzu, es una muchacha ingenua y soñadora con un gran talento natural para el dibujo (reflejado en secuencias pictóricas de gran belleza  y originalidad que servirán para trasladar de manera poética y la vez fidedigna como ve ella el mundo) y que encara siempre con optimismo y naturalidad los traspiés que le va poniendo la vida.

Históricamente la película se centra en los años de la segunda guerra mundial en Japón y en cómo la población civil tuvo que soportar con su habitual estoicismo la excesiva rigidez de la policía militar, la falta de alimentos, las sirenas alertando del peligro enemigo, y en los últimos años el constante bombardeo –bombas de Hiroshima y Nagasaki incluidas- que destrozó ciudades, pueblos y que por supuesto acabará afectando a la vida de nuestra resignada protagonista. Veremos cómo acepta con naturalidad un matrimonio concertado, cómo realiza con orgullo y dignidad las tareas domesticas que se la han encomendado e incluso cómo consiente que su vida familiar y los rigores de la guerra la obliguen a dejar en un segundo plano su pasión por el dibujo.


3 de diciembre de 2017

En realidad, nunca estuviste aquí. Yo, por desgracia, tampoco.


Tardo media hora en encontrar sitio para aparcar. Mal comienzo. Bajo del coche, sin paraguas, y comienza a llover. Vaya. Llego al cine empapado y me pierdo los cinco primeros minutos. Pésimo presagio.

Si todos estos nefastos acontecimientos y mi consecuente mal humor influyeron en mi percepción de esta película es algo que solo un psicólogo avezado podrá adivinar, lo que sí puede asegurarles es que mis expectativas para esta película eran altísimas, tanto por los espectaculares críticas precedentes como por la magnifica impresión que me causó la anterior cinta de esta directora, y sin embargo cuando se apagó el proyector mi estado de animo oscilaba entre el aturdimiento y la decepción.

Seamos claros, “En realidad nunca estuviste aquí” está en el polo opuesto de lo que es una mala película. Es más, tiene todo lo que me gusta del buen cine de autor: una dirección imaginativa y arriesgada, un guión contundente y sesgado que tienes que terminar de montar en tu cabeza, acertada y valiente crítica social, un personaje principal outsider, contradictorio y lleno de carisma, y una gran banda sonora de tintes electrónicos que realza (para bien) la confusión de lo que estamos viendo y los delirios mentales de su sufrido protagonista.

26 de noviembre de 2017

Liga de la Justicia. Creando nuestros propios dioses.

La navidad es un fecha ya de por si cargada de excesos de todo tipo. Nos obliga a darnos atracones de costumbres, comidas y lugares comunes hasta el extremo de producirnos rechazo lo que en cantidades moderadas nos encantaría.

Esto llevado al cine se traduce en una sobredosis cine de personas con capa y atuendos a cada cual más ridículo (que superan facilmente a la dosis de marisco y reuniones familiares), pero sin los cuales sería imposible hacer un retrato veraz, nos guste o no, de lo que es el cine de nuestros días.

Imposible pasar por alto la avalancha de super héroes, su universo cada vez más complejo y entrelazado, que en un futuro será digno de un estudio antropológico. Quién sabe si posteriores culturas que vendrán, encontrarán estas historias y las entenderán como si fueran nuestros propios mitos, suponiendo que creíamos en ellos como verdaderas divinidades. En ese caso tendrían de nosotros una imagen muy similar a la que tenemos de un habitante de la Grecia de Homero o la Roma de Virgilio, pero en todo caso se llevarían un bosquejo muy aproximado de lo que son nuestros miedos como sociedad, nuestras inquietudes y lo que consideramos valioso u honorable.


22 de noviembre de 2017

Fargo. La belleza de la locura por episodios

Fargo (1996), la película de los hermanos Cohen siempre brilló con luz propia. La genial combinación de asesinatos, paisajes helados y la peculiar idiosincrasia de sus personajes se transformaron en un cóctel exquisito que uno bebe de un trago ansioso y lamentando, posteriormente, que se acabase y que no haya más. Se acabó el batido de chocolate, el martini seco, la cerveza con limón, el café dulce… uno quiere más pero se acabó. C'est finí! … ¿O no?

¡Pues no! ¿Querías Fargo? Pues toma 7 tazas. Mejor dicho. ¡Toma 30 tazas! 30 tazas como los 30 episodios que componen las tres temporadas de la fantástica serie apadrinada por los hermanos Cohen aunque dirigida por multitud de directores que han sabido respetar la esencia de la película.

17 de noviembre de 2017

El autor. Los peligros de la creación.

Si en su anterior película Manuel Martín Cuenca nos mostraba a un psicópata que en cierto modo conseguía humanizarse, en un curioso paralelismo veremos en su última obra el camino inverso, el de una persona con una vida normal, casado y con trabajo estable, a quien los reveses del destino y su obsesión por convertirse en un gran escritor lo llevará a convertirse en un perverso manipulador de las vidas y las emociones de sus desgraciados vecinos.

Inspirado en la primera novela de Javier Cercas, es “El autor” una película de género inclasificable, pues deambula de manera natural y nada artificiosa entre el drama, el esperpento y la sátira, con ciertos toques de cine negro, lo que nos da una historia mucho más dinámica y fácil de digerir que “Caníbal”, pero sin por ello renunciar a examinar con minuciosidad de detective la vida de su protagonista ni a profundizar en su compleja y retorcida psique.