21 de mayo de 2018

Expotaku A Coruña 2018 ¡La ocasión la pintan "manga"!

¡Lo han vuelto a hacer! La organización de Expotaku A Coruña se va superando año tras año. Se hacen de rogar mientras van desgranando poco a poco un programa que no dejará indiferente a nadie y que tiene uno de sus principales focos de interés en su pasarela Cosplay en la que jóvenes de diversos rincones de España muestran vestuarios y accesorios que les han llevado meses de trabajo.

Además, y como gran atractivo de este año, acudirán invitados los actores y actrices de voces de la película "Vengadores: Infinity War". Juan Logar Jr. (voz de Rocket), Mario García (voz de Peter Parker / Spider-Man), Olga Velasco (voz de Gamora), Pedro Tena (voz de Drax el Destructor) y Raúl Llorens (voz de Steve Rogers / Capitán América) visitarán  ExpOtaku A Coruña donde esperan conocer a sus seguidores. Ofrecerán un fanmeeting el sábado a las 17:00 horas en el escenario y sesión de firmas a las 18:00 horas en el puesto de firmas.

19 de mayo de 2018

Molly’s Game. Apostando la propia vida.

Aaron Sorkin se ha convertido por pleno derecho en uno de los guionistas estrella de Holllywood tras su éxito como dramaturgo y creador de importantes series televisivas (El ala oeste de la Casa Blanca, Newsroom), especializándose en estos últimos años en trasladar al guión de manera brillante biografías de personalidades representativas como la de Mark Zuckerberg (La red social) o la de Steve Jobs (Jobs).

 Así que no sorprende que para ésta su primera película como director siga el mismo camino y se atreva con la interesante vida de Molly Bloom, conocida como la princesa del póquer, y que acabó dirigiendo millonarias timbas en las que se codeaban actores famosos, estrellas de la música, altos ejecutivos de Silicon Valley y todo tipo de personajes con el suficiente dinero para participar en partidas donde solo para sentarte ya necesitabas apoquinar unos cuantos miles de dólares.


2 de mayo de 2018

Hacia la luz. Alumbrando desde la oscuridad.



 Una mujer joven, en una sala de control, está narrando una película a un grupo de invidentes. Cuando finaliza la proyección ellos critican su trabajo por ser demasiado intrusivo, por dejar poco espacio a la imaginación, por su excesiva obsesión de querer contarlo todo. Ella es claramente infeliz en su vida, incapaz de asumir la perdida de su padre y la progresiva demencia senil de su madre, a la que visita muy de vez en cuando.

Un hombre de mediana edad asiste a la narración de dicha película. Es un famoso fotógrafo que está a punto de perder completamente la vista; lleva una vida solitaria, aferrándose a su vieja cámara, sacando fotos por pura intuición. Su desconexión con todo lo que le rodea es evidente hundiéndose poco a poco en su propia oscuridad.

La curiosidad de ella hacia el trabajo de él hará que sus caminos se entrecrucen, que aprendan a encarar sus amargos destinos, que busquen ese camino tan ansiado hacia la luz. Fin.

19 de abril de 2018

Turistas. Los psicópatas nacen, crecen, se reproducen y finalmente mueren

Los psicópatas nacen, crecen, se reproducen y finalmente mueren. Y al parecer también tienen derecho a enamorarse. Mientras, van de vacaciones, hacen turismo, hablan con los animales, se abrazan a las piedras, compran lápices gigantes y matan gente. Lo normal en la vida de los psicópatas. Al fin y al cabo ellos también son seres humanos y necesitan divertirse. Y si es al ritmo de “The Power of Love” de Frankie goes to Hollywood pues mucho mejor, porque una buena balada enternece hasta al más frío de los corazones.

Pero no todo es alegría en la vida de los psicópatas, también tienen sus días malos, sus rencillas, sus dudas, sus traiciones... aunque, como no podía ser de otra manera, al final el amor siempre se impone (a la retorcida manera de los psicópatas). Entonces la película se acaba y no puedes evitar sonreír a pesar de las barbaridades que has visto y sentirte por unos breves segundos tú también un poco psicópata.

7 de abril de 2018

Aniquilación. Medianamente aniquilados.

Alex Garland deslumbró con su ópera prima “Ex Machina” creando una de las mejores y más inspiradas películas de ciencia ficción de los últimos años, cuyo único defecto, si es que puede considerarse como tal, eran sus densos diálogos sobre inteligencia artificial que a algún espectador podían hacérsele pesados. En su nueva y esperada obra en vez de partir de una idea original ha adaptado el primer libro de la trilogía de ciencia ficción “Southern Reach” del escritor Jeff VanderMee, y por desgracia el resultado no ha sido tan satisfactorio como su anterior película, aunque sin duda posee la suficiente calidad e interés para recomendarla a los aficionados al género.

Todo la historia gravita alrededor del personaje interpretado por una solvente aunque un tanto apática Natalie Portman, bióloga casada con un militar, donde a través de diferentes flashbacks iremos conociendo por un lado su historia personal con un matrimonio no tan idílico como aparentaba en un principio, y por otro lado su incursión junto a un grupo de científicas en una misteriosa Area X donde las leyes de la física y la biología parecen haberse alterado y de la que hasta ahora solo ha podido regresar una persona, su marido, aunque física y mentalmente enfermo.

23 de marzo de 2018

The Square. Sin salirse del rebaño

La última película del director sueco Ruben Östlund vuelve a incomodar al espectador apoltronado y burgués, con problemas propios del primer mundo como que no le lleguen los envíos de Amazon en 24 horas o que su wifi no descargue a tropecientos chorro-gigas por segundo.

De nuevo, las calificaciones ordinarias a las películas, aquellas que adelantan si es una comedia, un drama, un thriller... se quedan cortas y ponen el foco en sólo un aspecto del filme, por eso cuando nos encontramos ante un producto complejo y elaborado como el de este sueco, decir que esto es una comedia es cómo decir que Tron es una película de carreras de motos... no tiene ese enfoque holístico (qué palabreja, eh!) que da valor a toda la película.

18 de marzo de 2018

Asesinato en el Orient Express. El gusto por lo clásico.

Por sus numerosas nominaciones a los Oscar tenía pensado escribirles algo sobre “El hilo invisible”  o “La forma del agua”, pero aunque sin duda ambas son grandes películas, la primera me produjo excesiva somnolencia y la segunda fue demasiado extravagante para mi trasnochado gusto (por cierto, segunda película del año con sexo entre humanos y peces humanoides tras “La piel fría”, para que luego no digan que el mundo se está volviendo definitivamente loco), así que he preferido centrarme en la última obra de Kenneth Branagh, quizá sin tantas pretensiones artísticas pero, al menos para un servidor, más bonita, efectiva y desde luego bastante más entretenida que las otras dos antes mencionadas.

Reconozco que desde niño siempre me han gustado las adaptaciones cinematográficas de las novelas de Agatha Christie, lo cual me hace predisponer a su favor, aun así creo que nos encontramos ante un notable trabajo que en cierto modo revitaliza el libro de la gran escritora inglesa y que, han reconocido los productores, si tiene éxito comercial podría tener futuras continuaciones.

Por un lado Michael Green ha creado un robusto guión donde la trama y los presuntos culpables se van sucediendo con orden y concierto, haciendo bastante accesibles las pesquisas de Poirot entre la proliferación de tanto sospechoso. El mítico detective está muy bien interpretado por Kenneth Branagh, y aunque en principio se hace algo pretencioso y recargado poco a poco descubriremos un personaje más humano, frágil y cercano a lo que nos tenía acostumbrado otras adaptaciones. Un gran acierto, a mi entender.