21 de abril de 2015

Magical girl, magical experience



Magical Girl, cartel promocional

[Advertencia: el contenido de esta entrada puede desvelar algunas partes de la película]

Siempre me gustó el cine que podía hacer yo. Es decir, aquellas películas que parecen que uno puede hacer en el salón de su casa, con una cámara decente y poco presupuesto. Tardé en darme cuenta que esa aparente sencillez conllevaba un desmesurado trabajo, una planificación intensa y una organización exigente. Y todo eso es Magical Girl.

Hablamos de una excelente y extraña historia, interpretada de forma muy discreta, con un ritmo casi de latido pausado, sin estridencias, con muy pocos personajes y mucho espacio para la imaginación.

La imaginación es algo que tiene que usar el espectador para rellenar algunas partes de la historia, y creo que muy acertadamente. Es más, yo hubiera pedido más imaginación por nuestra parte, siento incluso que nos hubiesen mostrado el vestido y sus complementos objeto y desencadenante de toda la trama. Creo que hubiera sido mejor que el vestido, de igual modo que las situaciones sexuales desenfrenadas, quedasen en el plano de la imaginación del espectador. Que cada uno hiciera su composición textil a su imagen y semejanza.

Bárbara Lennie tiene un papel de trastornada que inclusive se me hizo conocido, me recordó a alguien en concreto. Esa mirada ida, esos ojos que no entienden la mitad de lo que ven. En fin, bien. Atrae. Es una locura más amable, menos agresiva como la que podía ser la de Marián Álvarez en La Herida (2013).

José Sacristán es José Sacristán. Hay gente que está por encima del bien y del mal y en este caso este actor sabe que cada una de las letras de su nombre completo pesa toneladas y proporciona una firmeza de adamantiun a la historia. Su voz arrasa en escena. Da igual que esté interpretando el guión o leyendo la lista de la compra. Es potente, anulador y no deja indiferente.

Los que nos salen muy bien parados son el gremio de profesores. En la historia quien chantajea a Bárbara Lennie es un profesor, quien acaba en la cárcel por algún motivo relacionado con su alumna es un profesor, el que mata a sangre fría es un profesor. La noble tarea de la enseñanza se desvirtúa o al menos el mensaje que parece transmitir la película no es muy positivo. ¿Han perdido los profesores el norte? ¿Puede un profesor ceder a los más bajos instintos?

Un detalle: Son muy pocos actores y en los créditos finales se comprueba pero, aún así, se olvidaron de la dependienta asiática del ultramarinos, ¿verdad?

Trailer de la película:

Ficha de la película:
Título original: Magical Girl
Año: 2014
Duración: 127 min.
País: España
Director: Carlos Vermut
Guión: Carlos Vermut
Fotografía: Santiago Racaj
Productora: Aquí y Allí Films
Género: Drama | Crimen. Neo-noir

Sinopsis: Luis (Luis Bermejo), profesor de literatura en paro, trata de hacer realidad el último deseo de su hija Alicia (Lucía Pollán), una niña de 12 años enferma de cáncer terminal: tener el vestido oficial de la serie japonesa de dibujos animados "Mágical Girl Yukiko". El elevado precio del vestido llevará a Luis a intentar encontrar el dinero de forma desesperada cuando conoce a Bárbara (Bárbara Lennie), una atractiva joven casada que sufre trastornos mentales, a su vez relacionada con Damián (José Sacristán), un profesor retirado con un tormentoso pasado. Los tres quedarán atrapados en una oscura red de chantajes, en la que instinto y razón entran en conflicto.
(Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario