30 de mayo de 2017

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar. Joachim Rønning endereza el rumbo.

¿Cuál puede ser la motivación para acercarse a ver la última de Piratas del Caribe?

En mi caso, desde la subjetividad más absoluta, decidí que iría a verla cuando me enteré que al frente del proyecto estaría un tal Joachim Rønning. Este director noruego es responsable de la muy recomendable Kon Tiki (2012). Para ser honestos, previamente había decidido que no volvería a perder el tiempo ni el dinero en ver a Johnny Depp haciendo una caricatura de si mismo después del naufragio soporífero que me supuso la anterior En Mareas Misteriosas (Rob Marshall, 2012).

 Así que decidí dar una oportunidad a una franquicia a la que consideraba en la deriva más absoluta, y qué os voy a decir, puede que por ese elemento ajeno a nuestro control pero que influye tanto en nuestro criterio final: la expectativa,... resulta que he encontrado bastantes más luces que sombras en Piratas del Caribe: la Venganza de Salazar.


28 de mayo de 2017

Expotaku A Coruña 2017. Buen rollo bajo capas de foam

Hemos estado en la edición 2017 de Expotaku A Coruña. Tres días de reinado intensivo de goma EVA, foam, pintura corporal, mallas, pelucas de colores, espadas monstruosas y lentillas de infarto.

Los cosplayers, jugones, fans, o como uno les quiera llamar, son legión y eso es una realidad incontestable. El evento Expotaku mantiene su espíritu caótico y desorganizado, pero que las ganas de pasarselo bien de los asistentes cubre con creces dichos defectos.

23 de mayo de 2017

Alien: Covenant. Come, que estás creciendo.

Forma parte de una liturgia cada vez que se revisa un clásico: que se alcen las voces, que se enciendan todas las alarmas, y que una marabunta de fanáticos se rasguen las vestiduras. Y si a eso le añadimos la animadversión que suele despertar Ridley Scott entre los críticos, es mejor que nos acerquemos a ver Alien: Covenant sin hacer demasiado caso de las críticas (salvo esta, por supuesto), que ya somos mayores para sacar nuestras propias conclusiones, y en todo caso después de haberla disfrutado/denostado.

Cuesta saber porqué Ridley Scott tiene tiene tantos detractores siendo responsable de enormes títulos. Puede ser el típico caso de director que ha sido víctima de su propio éxito. Su ópera prima Los Duelistas (1977), es una obra redonda de visionado imprescindible. Después llegaron Alien: el octavo pasajero (1979) y Blade Runner (1982) (la secuela de esta última es esperada con igual dosis de expectación como recelo). El cine de ciencia ficción había sido reinventado por completo, como hicieran Kubrick o Lucas. Pero a diferencia de ellos, Ridley Scott nunca contó con una legión de periodistas incondicionales. Quizá no se le perdonaron sus orígenes como publicista de éxito, o que su cine fuera accesible y sus estrenos se contaran por éxitos comerciales. El caso es que siempre hubo un sector de la crítica esperando el próximo fracaso del señor Scott, aunque para ello tengan que obviar sus virtudes, cosa imperdonable en un crítico.

21 de mayo de 2017

Twin Peaks. (1ª y 2ª temporada) Recordando a un clásico.

¿La mejor serie de la historia de la televisión?

En su momento sí. Actualmente, y debido a la feroz competencia, difícil de decidir, pero sin duda y para siempre una de las grandes. Lástima ese ligero bajón a mitad de la segunda temporada tras la marcha fugaz de sus dos creadores, David Lynch y Marc Frost, que afortunadamente regresaron a tiempo para escribir los últimos capítulos y cerrarla con dignidad, aunque quizá dejando demasiados cabos sueltos.

Lo que sí podemos considerarla es la madre, y casi diría que hasta el padre, de la edad de oro de las series que actualmente estamos viviendo. Marcó las reglas a seguir y acabó con el absurdo complejo que arrastraba toda serie creada para televisión y que en cierta manera la obligaba a ser solo producto de entretenimiento (de usar y tirar) y la imposibilitaba a competir de tú a tú con el mundo del cine.
El gran mérito de Lynch ha sido el de derribar esos tabúes y trabajar con la misma dedicación profesional que si fuera una película pero adaptándolo al formato televisivo. Ahí están las pausas para publicidad, el formato de culebrón (del que eran plenamente conscientes ambos creadores dando excelentes momentos de autoparodia) y la habitual tendencia a retorcer y alargar demasiado las tramas.

16 de mayo de 2017

Shin Godzilla. Tokyus. Altius. Fortius


¡Ahí está! ¡El gran gigante nipón! No, no estoy hablando del Monte Fuji, me refiero al gran Godzilla que gracias a sus aliados los efectos digitales y la democratización de las nuevas tecnologías en el cine le han permitido seguir disfrutando de agradables muestras de que el gran saurio japonés está más vivo que nunca, más radioactivo que nunca y tiene a sus vecinos del Sol Naciente más atemorizados que nunca.

Shin Godzilla es una película reciente, con todos los ingredientes para que el cóctel Godzilla funcione a la perfección: autoculpabilidad medioambiental, miedos colectivos a la bomba nuclear, destrucción imparable, David contra Goliath y la gran capacidad japonesa de sobreponerse ante la adversidad y trabajar en conjunto, como una sola persona.


13 de mayo de 2017

“Born to be blue” vs “Let’s get Lost”. Vida y miserias de Chet Baker.

“Born to be blue”, película dirigida por Robert Budreau, nos muestra un comienzo prometedor, con una curiosa metaficción donde el actor Ethan Hawke interpreta a un Chet Baker que a su vez se interpreta sí mismo en una hipotética película que se está rodando sobre su vida.

Por desgracia a partir de aquí se acaban las concesiones a la originalidad y todo transcurrirá por senderos ya vistos y demasiado trillados, enfatizando demasiado, como casi siempre, las relaciones románticas del protagonista, alterando en exceso los hechos reales, y cayendo en la tópica trama de caída en los infiernos con su consiguiente recuperación y redención que le sirve al siempre competente actor americano para lucirse  e interpretar con solvencia algunos de los clásicos del genial trompetista.

9 de mayo de 2017

Expotaku 2017 A Coruña

La ExpOtaku 2017 vuelve a A Coruña. De nuevo todos los fans de aquí y de allá tienen una buena excusa para mostrar su flamantes y recientes trajes y caracterizaciones de sus personajes favoritos del cine, TV y cómic. Amigo, nunca ofendas a un "cosplayer" preguntándole de qué va disfrazado. Los "cosplayers" no se disfrazan, se caracterizan. Y más mérito tiene todavía que la mayor parte de esos trajes son elaborados por ellos mismos.




7 de mayo de 2017

Premios II Festival FindeCurta


El auditorio se quedó pequeño. Este podría ser el titular de la entrega de premios en el segundo festival de cortometrajes FindeCurta en Lugo el pasado 5 de Mayo.

 Es cierto que la climatología hizo imposible la proyección al aire libre en el marco incomparable de la Plaza de Santa María, en el mismo centro histórico de la milenaria ciudad romana. No vamos a apelar a la mala suerte, es que estamos en primavera y es lo que toca.

Pero el auditorio de la Casa do Saber, construida sobre el templo dedicado al dios Mitra más occidental del mundo, se vio rapidamente sobrepasado en aforo. Numeroso público intentando acceder al recinto con las puertas ya cerradas, espectadores aprovechando cualquier resquicio que permiten las modernas estructuras acristaladas para asistir de manera semifurtiva a la proyección...

Más allá de la evidente incomodidad de aqúellos que no pudieron entrar, les diré que da un gustazo tremendo ver a gente afanándose por entrar a ver una sesión de cortometrajes.


2 de mayo de 2017

“David Lynch: The Art Life.” El arte de fumar.


Un tanto frío me ha dejado este documental sobre la vida de David Lynch.

 Los tres directores, Rick Barnes, Jon Nguyen y Oliva Neergaard-Holm han planteado un enfoque minimalista, casi de confesionario, donde el polifacético creador solo frente al micrófono y fumando compulsivamente un cigarrillo tras otro como si su vida dependiera de ello, relata sus recuerdos sobre su infancia, adolescencia y años de estudio, alternándolo con secuencias donde lo vemos trabajar en su estudio en lo que es su gran pasión, la pintura abstracta, junto con otras de corte más familiar donde juega con su hija.