17 de noviembre de 2017

El autor. Los peligros de la creación.

Si en su anterior película Manuel Martín Cuenca nos mostraba a un psicópata que en cierto modo conseguía humanizarse, en un curioso paralelismo veremos en su última obra el camino inverso, el de una persona con una vida normal, casado y con trabajo estable, a quien los reveses del destino y su obsesión por convertirse en un gran escritor lo llevará a convertirse en un perverso manipulador de las vidas y las emociones de sus desgraciados vecinos.

Inspirado en la primera novela de Javier Cercas, es “El autor” una película de género inclasificable, pues deambula de manera natural y nada artificiosa entre el drama, el esperpento y la sátira, con ciertos toques de cine negro, lo que nos da una historia mucho más dinámica y fácil de digerir que “Caníbal”, pero sin por ello renunciar a examinar con minuciosidad de detective la vida de su protagonista ni a profundizar en su compleja y retorcida psique.


14 de noviembre de 2017

It. Un inquietante payaso

It es quizá la novela más emblemática de Stephen King y sin duda una de las mejores, pero se hacía de rogar una adaptación fiel (nos olvidamos de la mediocre miniserie que se realizó en los años 90) y con la calidad que se merecía. El tiempo de espera si bien ha merecido la pena porque el resultado final es una obra más que digna con una excelente recreación del payaso Pennywise y momentos de terror muy bien ejecutados, también debo confesar que no me ha llegado a emocionar con la intensidad que lo hizo en su momento el libro.

Creo que la complejidad y extensión de este novela pedía a gritos una serie de como mínimo doce episodios en los que poder desarrollar con la calma y profundidad adecuadas las múltiples tramas de la historia. En vez de eso han decidido dividir el libro en dos películas, una que narra los hechos de los protagonistas en su infancia y otra, aun por estrenar, en su vida adulta.

Si bien la idea no es del todo mala, vuelve a mostrarse insuficiente para representar fielmente el libro. Y es una pena porque visto el resultado final nos quedará siempre la duda de lo que habría podido lograr el innegable talento de su director argentino Andy Muschietti con un metraje de mayor extensión.

12 de noviembre de 2017

Thor: Ragnarok. Colorido, frescura, y una banda sonora de locura.

No vamos a hacer una crítica al uso. Redactar un comentario sobre otra película (más) del universo Marvel o DC pude resultar una tarea tediosa tanto para el que lee como para el que escribe. Es fácil, sin embargo hablar de la película que nos ocupa, y hacerlo sin spoilers simplemente haciendo referencia a todo lo que diferencia a "Thor: Rgnarok" de todas las demás, no solo de sus dos predecesoras sino de las producciones de super héroes en general.

Para ponernos en antecedentes, la franquicia nació con "Thor" (Kenneth Branagh, 2011) como una pieza más del universo Marvel que comenzaba a ordenarse de manera más o menos compleja. Su ilustre director suponemos que no habrá tenido mucho margen de maniobra para demostrar su formación clásica y dramática, pero ahí quedan sus 15 primeros minutos, desarrollados en Asgard y que son una excelente aproximación a la mitología nórdica. Si bien el pulso no se mantiene durante el resto de la película, está claramente por encima de "Thor: El Mundo Oscuro "(Alan Taylos, 2013). La serie se había embarcado en esa corriente de acontecimientos tan previsible que impera en la narrativa actual del cine comercial. Y es que una saga tiene por fuerza que ser en sus entregas, cada vez más grande, cada vez más oscura y compleja, y perder de forma obligada toda su frescura y originalidad.


7 de noviembre de 2017

“Young and Promising”, normalidad nórdica excepcional

“Young and Promising”, la respuesta nórdica a series como “Girls” o “Fleabag”. Una amable coming of age sobre los retos y complejidades de la vida de tres veinteañeras en Oslo. La monologuista Siri Seljeseth escribe y protagoniza la serie, que parte de su propia experiencia vital.

De la ficción escandinava conocemos de sobras series tan brutales como “Vikingos” o toda esa montaña de literatura noir que ha dado pie a múltiplas adaptaciones en forma de thriller de ambientación asfixiante, y de la que la saga “Millennium” seria el exponente más conocido.

No es tan habitual, no obstante, que una serie noruega que anda con los pies sobre el suelo, sobre tres jóvenes intentando triunfar en la vida, se expanda por Europa y lo haga con la buena acogida que “Young and Promising” (“Unge Lovende” en su versión original) lo ha hecho en los últimos meses.

Tras triunfar en el Channel 4 británico, Filmin estrena esta serie definida como “la respuesta nórdica a ‘Girls’”. Efectivamente, aquí también conocemos a chicas jóvenes y muy creativas intentando sacar rendimiento a su talento mientras libran sus propias batallas personales. Pero que nadie espere ver a personajes extravagantes erigiéndose en la voz de toda una generación. En “Young and Promising” las protagonistas son chicas normales que hacen cosas normales y tienen los mismos problemas que la gente normal. Algo que la crítica británica ha agradecido mucho.
El interruptor que acciona la primera temporada es el regreso de la protagonista Elise a Oslo, donde debe renovar su visa de turista para seguir intentando triunfar como monologuista en Estados Unidos. Es exactamente el mismo viaje que la creadora de la serie (e intérprete de Elise), Siri Seljeseth, hizo en su día. Allí se reencontrará con sus mejores amigas, Nenne y Alex, que, como ella, también buscan su sitio en la vida cultural y artística noruega.

Apareciendo Noruega en el puesto número 2 del listado de países con menores desigualdades entre hombres y mujeres según el Foro Económico Mundial (Irlanda está en el 1, España en el 24) podríamos pensar que no hay mucha cabida en “Young and Promising” para discursos de género. Pronto se desmiente esta percepción con dos subtramas que ilustran el tipo de conflictos que se exponen en la serie. En primerlugar, Elise descubre que su padre le ha sido infiel a su madre y ha dejado embarazada a otra mujer; más tarde, Alex, durante un ejercicio en la escuela de
interpretación, es víctima de los abusos de un compañero, pero todo el mundo le recrimina que haya interrumpido el ejercicio y no se haya metido de lleno en la escena. Sin duda un tema de rabiosa actualidad tras el escándalo Weinstein en Hollywood. En otro momento de los primeros episodios de la serie, dos editores engreídos (hombres, por supuesto) intentan elogiar el talento como escritora de Nenne afirmando que sus textos “dicen algo sobre lo que significa ser mujer hoy en día”. Nuestra amiga frunce el ceño y les devuelve un elegante tortazo: “Bueno. Eso es como decir que ‘Moby Dick’ dice algo sobre lo que significa ser una ballena”.

Filmin estrena el próximo 21 de noviembre las dos primeras temporadas de “Young and Promising” y hará lo propio con la tercera tras su estreno en Noruega en 2018.


Tráiler de la serie:



Ficha de la serie:
Título original: “Unge Lovende”
País y año de producción: Noruega, 2015.
Duración: 360 minutos. Dos temporadas de 6 episodios de 30 minutos cada una.
Reparto: Siri Seljeseth, Gine Cornelia Pedersen, Alexandra Gjerpen, Ole Christoffer Ertvaag, Jakob Oftebro.
Creadora: Siri Seljeseth.
Dirección: Eric Svensson y Bard Fjulsrud.
Dirección de fotografía: Karl Eric Brondbo.
Música: Stein Johan Grieg Halvorsen y Eyvind Andreas Skeie
Sinopsis: Elise regresa a Oslo procedente de Los Angeles, donde dice triunfar como monologuista, para renovar su permiso de turista. En realidad se gana la vida trabajando como mascota de un centro comercial, pero eso es algo que no le va a confesar a cualquiera. Ya en casa se reencuentra con sus amigas Nenne, escritora en ciernes, y Alex, aspirante a actriz. Su primera sorpresa será descubrir que su padre va a ser de nuevo papá... Aunque su madre no tenga nada que ver en ello. Y esa será sólo la primera...

Contenido aportado por Filmin.

5 de noviembre de 2017

Wonders of the Sea 3D. O cómo conocimos a Arnold Schwarzenegger

Era lo que se consideraba uno de los platos fuertes de la 65 edición del Festival de San Sebastián: la visita de Arnold Schwarzenegger. Conocer en persona a Terminator, a Conan el Bárbaro, Quaid de Desafío Total, al espía que pilota un Harrier en Mentiras Arriesgadas, al ex-gobernador de California...

El personaje tiene tal relevancia que eclipsa todo lo que está cerca de él. Incluyendo el proyecto que ha venido a presentar. Porque la llegada de una figura de tal calado se convierte en una liturgia de varios actos, que arranca incluso antes de su llegada al hotel. Cientos de fans y periodistas aguardando su aparición bajo la lluvia, haciendo ambiente de puro cine. Si no fuera por momentos como esos, los festivales se convertirían en una  simple sucesión de películas a proyectar.

Entonces le vemos a él, casi tan ancho como alto, la cara no tan estirada como nos habían hecho creer las malas lenguas, ropa informal y la actitud profesional que destilan las estrellas del otro lado del charco. Esto es, simpatía y paciencia para detenerse con una sonrisa ante todo aquel que lo pide, aún después de un viaje de horas. Disposición que solo se entiende si la persona en cuestión se toma su trabajo de promoción tan en serio como si fuera un rodaje. Y en esto los americanos tiene muchas tablas. Se olvida uno de que Arnold, aún en sus años mozos tenía menos registros dramáticos que el androide T1000 al que interpretaba, que además de sus clásicos de los ochenta y noventa también se metió en algunas películas de esas que no se pueden tocar ni con un palo. Y entre tanta emoción, insensatos nosotros, hasta no habíamos olvidado que venía a presentar un documental sobre el bicherío submarino, colorido y diminuto.