20 de junio de 2017

Creación del Laboratorio Audiovisual de Innovación y Creación

Hoy no habrá crítica de cine o serie. Hoy hablaremos sobre una interesenta iniciativa que surge en la ciudad de A Coruña, el Laboratorio Audiovisual de Innovación y Creación (LAIC). Recientemente, Celuloide Paranoide acudió a la presentación del programa Coruña Dixital que regresa este año con el foco puesto en el talento audiovisual poniendo en marcha el Laboratorio Audiovisual de Innovación y Creación. Este programa busca crear un espacio de encuentro, colaboración y aprendizaje para personas y colectivos interesados en la cultura audiovisual contemporánea, los nuevos medios y la transformación digital.



17 de junio de 2017

“Déjame salir” (de esta sociedad de mierda.)

Cayendo en la tópica expresión, hay que reconocer que esta película supone un nuevo soplo de aire fresco dentro del cine de terror de estos últimos años, que poco a poco ha ido superando el profundo pozo de reiteración y escasa originalidad en el que estuvo sumergido en los años 90 por culpa del exceso de continuaciones en sagas ya agotadas y la nula calidad de estas.

“Scream” en 1996 revitalizando los slasher fue el primer paso dado en la dirección correcta, pero la gran revolución llegó dos años después con tres películas seminales que dejaban atrás el abuso del gore y el exceso de los efectos especiales, marcando así el camino a seguir: la japonesa “Ringu” (1998), “El proyecto de la bruja de Blair” (1999) que inaugura el fértil subgénero del metraje encontrado y “El sexto sentido” (1999), con un soberbio guión que trataba de forma adulta y muy inteligente el socorrido tema de la vida después de la muerte y que podemos considerar como una de las escasas obras maestras absolutas del cine de misterio y terror.


13 de junio de 2017

El cuento de la criada. Distopía futura que da pavor

Redonda. Como las barrigas de las embarazadas que surgen con cuentagotas. Esta serie es un “must-see” como dirían los modernos. Vamos, que hay que verla. El Cuento de la Criada es una serie de reciente emisión del canal HBO. Algunos no han dudado en calificarla como la serie del año. Tal vez, pero yo no me atrevería a tanto, existiendo otras joyas como las nuevas temporadas de House of Cards, Juego de Tronos y Westworld. Lo que sí es indiscutible es que estamos ante un producto de muy buena calidad y factura.

La serie está basada en un libro que hizo famosa a su autora, la canadiense Margaret Atwood, publicado en 1985. Cinco años después, tuvo una versión cinematográfica dirigida por Volker Schlöndorff, protagonizada por Natasha Richardson, Faye Dunaway y Robert Duvall; pero esta pasó sin pena ni gloria. Por fin, la serie actual le hace justicia, siempre con las limitaciones propias de las adaptaciones de los libros a la pantalla.


11 de junio de 2017

Adam West. Lo siento Christian Bale, él siempre será Batman.


Esta madrugada nos dejaba Adam West (1928-2017), el inolvidable Batman que encarnó al superhéroe allá por los años 60, pero recordado y respetado por todo el universo fan hasta nuestros días.

Son suyos los planos de fachadas tumbadas en el suelo por las que se caminaba tirando de una cuerda, las escenas de luchas rematadas por unas onomatopeyas impronunciables para el castellano, los trajes ajustados para aquella época pero que hoy nos parecen pijamas...

Pero también echamos de menos los cuerpos normales (hoy llamados fofisanos), los planos en los que todo lo que aparecía en pantalla estaba ahí, y muy especialmente las tramas más simples, los héroes no-atormentados por crisis de identidad. El Batman y Robin de West estaba más cerca de Triton-Man y el Chico Percebe que del Batman de Ben Affleck y demás, donde el ritmo de las historias se sumerge en el barroquismo y oscuridad de quien tiene que fingir vender un producto de pretendida densidad intelectual.

Sirva como nuestro particular homenaje a nuestro querido Adam West un bat-tour por todas las películas (oficiales) que nos ha dejado el misterioso hombre murciélago ¿nos acompañas?


6 de junio de 2017

The Founder. Alguno no se chupa el dedo

¿Hasta dónde puede llegar el morro más absoluto? ¿El ansia de prosperar en los negocios debería tener algún límite moral? ¿Pisotear a los demás en beneficio propio forma parte del make business? Parecen preguntas con respuestas fáciles, pero la verdad es que es todo lo contrario a lo que muestra la película que tocamos hoy “The Founder”.

Ya el propio título así como la portada aportan una información ambigua. Ponen a Michael Keaton, que interpreta a Ray Kroc como el “fundador” de McDonald’s, cuando la realidad es que los que tuvieron la idea original fueron dos hermanos, los hermanos McDonald, que habían ideado un fantástico sistema de entrega rápida de hamburguesas. 

3 de junio de 2017

Beyond the black rainbow. La hermosa oscuridad de un arco iris lisérgico.

Película olvidada, maldita, de una tenebrosa belleza pocas veces igualada en el cine contemporáneo y, por qué negarlo, rara de cojones.

Por desgracia fueron muy pocos los que se enteraron en su momento de la creación de esta singular y desconcertante obra, primer y por ahora único trabajo del director canadiense Panos Cosmatos (hijo del también director George P. Cosmatos, autor de obras tan estimables como Tombstone y El puente de Cassandra, y de otras más comerciales pero de dudosa relevancia como Rambo II y Cobra).

Beyond the black rainbow pertenece a ese tipo de cine ya casi en desuso, elaborado a partir de un código visual impecable, escasos diálogos y un pausado modo de narrar que a unos pocos nos servirá para adentrarnos más en el singular mundo del director pero que, lo reconozco, a una gran mayoría les resultará insufrible.