8 de marzo de 2015

Qué Pasaría Si...Stephen King fuese el autor de La Isla Mínima

Cartel de La Isla Mínima (2014)
Con este artículo inauguramos un tipo especial de publicaciones, las "qué pasaría si...".

¿Alguno conoce aquellos cómics de Marvel llamados "What if...?". Eran cómics en donde se planteaban situaciones hipotéticas de superheroes, por ejemplo, que pasaría si Spiderman no conociese a Mary Jane, qué pasaría si Batman no viviese en Gotham, ¡una merienda, vamos!

Pues, con esta entrada, hacemos nuestra interpretación particular de esas situaciones hipotéticas y que mejor que empezar con la protagonista de los premios Goya 2015, "La Isla Mínima" del director Alberto Rodríguez.

Sabemos que sus guionistas fueron Rafael Cobos y Alberto Rodríguez y que recibieron el Goya a mejor guión original por su labor, pero... ¿y si Stephen King metiese mano?

Imaginaos el panorama: Estamos en medio de las Everglades de Maine. Sí, ya sé que las Everglades no son de Maine sino de Florida pero ¡qué carajo!, no conozco otro pantanal en Maine que sea famoso. ¿Y por qué en Maine? ¡Porque Stephen King lo sitúa casi todo ahí! Ataques alienígenas, tiendas regentadas por demonios, asesinos múltiples, sectas infernales, payasos diabólicos, coches enloquecidos... El próximo "En tierra hostil" de Antena 3 que lo hagan en Maine, ¡se iban a cagar! “Me vuelvo a aquella simpática prisión en Siria" diría el presentador.

Pues eso, en las Everglades aparecen los cadáveres de dos chicas con signos de haber sido asesinadas, mutiladas, abducidas, tatuadas, sindicadas, terraformadas y dios sabe qué más perrerías propias de una mente enferma...

Dos agentes de la ley del condado de al lado, se enfrentan al caso entre espasmos y arcadas. Uno de los agentes arrastra un pasado oscuro: se había cargado a un puñao de opositores políticos y los había enterrado en el jardín pero eso tan sólo después de habérsele llenado el arcón congelador en donde coleccionaba bebes prematuros.

En la zona, habitada por palurdos endógamos que mascan bosta de vaca a modo de chicle, un tontito algo deforme decide ayudar a los agentes. En realidad, el tontito es un arcángel que esconde una espada de fuego en la chepa. ¡Aja! ¡Aquí está la clave! No en la chepa, sino en el tontito que ayuda a los agentes a encontrar el asesino aprovechando su conocimiento del entorno, su simulada perspicacia y mediante un pago de 2 millones de dolares bendecidos por el aliento del séptimo hijo de un pastor protestante (Les Luthiers dixit)

El asesino es un antiguo coleccionista de puzles que busca crear la mujer perfecta con piezas de repuesto de otras. Las iba juntando con celofán mientras escuchaba Brian Eno, Era y Vangelis, que ya sabemos que para estas cosas son como muy de esencia, muy espirituosos y permiten alcanzar elevados resultados en las cosas que uno se propone.

El arcángel casi la caga cuando se clava la espada accidentalmente desde la chepa hasta el ojete. Los agentes se ensañan con el malvado "celofaneitor" y acaban con él. Como el agente sádico quiere redimirse decide no enterrarlo en el jardín, acaba de comprar un nuevo microondas y, aunque pequeñito, también se pueden meter cosas en él.

¡Ah! Y Nerea Barros no tiene ni una sola línea de guión, ni falta que hace.

Si queréis proponer algún "Qué pasaría si..." Dadnos los elementos a comparar y nosotros hacemos el resto! :-) Escribidnos a info@celuloideparanoide.com


Ficha de la película:
Título original: La isla mínima
Año: 2014
Duración: 105 min.
País: España
Director: Alberto Rodríguez
Guión: Alberto Rodríguez, Rafael Cobos
Música: Julio de la Rosa
Fotografía: Alex Catalán
Reparto: Raúl Arévalo, Javier Gutiérrez, Nerea Barros, Antonio de la Torre, Jesús Castro, Mercedes León, Manolo Solo, Jesús Carroza, Cecilia Villanueva, Salvador Reina, Juan Carlos Villanueva
Productora: Atresmedia Cine / Atípica Films / Sacromonte Films
Género: Intriga. Thriller. Cine negro | Policíaco. Años 80. Crimen. Asesinos en serie. Secuestros / Desapariciones. Vida rural
Sinopsis: España, a comienzos de los años 80. Dos policías, ideológicamente opuestos, son enviados desde Madrid a un remoto pueblo del sur, situado en las marismas del Guadalquivir, para investigar la desaparición de dos chicas adolescentes. En una comunidad anclada en el pasado, tendrán que enfrentarse no sólo a un cruel asesino, sino también a sus propios fantasmas.
(Fuente: FILMAFFINITY)

Trailer de La Isla Mínima:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario