19 de mayo de 2015

Dos días, una noche ¡Qué puta es la crisis!



Cartel promocional
Película belga sobre una situación que a todos, en mayor o menor medida nos afecta, la falta de empleo o la precariedad del mismo.

Su protagonista, Marion Cotillard, tiene premios para alicatar varios cuartos de baño. El Óscar, BAFTA, César y Globo de Oro por La vida en Rosa (2007) en la que interpretaba a Edith Piaf. Otro porrón tiene por ahí por diversas interpretaciones. De nuevo, por la película objeto de este artículo fue candidata a los Oscar en el año 2014 y la verdad, no lo entiendo.

No entiendo porque algunos papeles son merecedores de tantos halagos. Ojo, no lo hace mal, la actriz es una profesional como la copa de un pino, pero hay perfiles que generan situaciones tan recurrentes que son algo cansinos. ¡De hecho, mirando el cartel ya has visto toda la película! Me explicaré.

[¡Cuidadín!: este artículo puede desvelar partes de la trama de la película.]


Si bien esta película es interesante y digna de ver creo que se ha estirado como un chicle para alcanzar los 96 minutos de duración. La protagonista va casa por casa intentando convencer a cada uno de sus compañeros de trabajo para que rechacen la paga extra (1.000 euracos) a cambio de mantener ella su empleo. Se encuentra con todo tipo de respuestas y de situaciones, algunas un poco “belgas”, es decir, raras. Hay familias que lo entiendes, otras que se mosquean, incluso casi agreden a la protagonista (¡con el marido al lado!). Todo es como muy europeo, muy aséptico, la protagonista parece que le da igual arre que so, empieza una aventura casi de mendicidad del propio empleo, un peregrinaje del “por favor” y del “necesito el dinero”.

Como dice Sabina “descubrieron que los besos no sabían a nada”. En este caso las amistades no son tales y los que parecían más malvados tampoco lo eran tanto.

Es que esta película belga hace que el espectador se pase más tiempo contabilizando cuántos trabajadores han respondido y cuántos faltan por dar su opinión. Son muy valiosos los silencios, muy significativas las cosas que se dicen sin decir pero la película parece que se podía haber resuelto en la mitad de tiempo. La actriz será una fiera de lo suyo pero Dos días, una noche no parece que sea recipiente suficiente para toda su arte.

Además, el final me parece un “bluf”. Creo que los directores se escurrieron por la banda. No se mojaron con el resultado y lo parchearon con una decisión in extremis, que no necesitó de otros días con su noche para reflexionar. Para esto no hacían falta tantas alforjas.

Tráiler de la película:


Ficha de la película:
Título original: Deux jours, une nuit (Two Days, One Night)
Año: 2014
Duración: 96 min.
País: Bélgica
Director: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Guión: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
Fotografía: Alain Marcoen
Reparto: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Pili Groyne, Simon Caudry, Catherine Salée, Batiste Sornin, Alain Eloy, Myriem Akeddiou, Fabienne Sciascia, Olivier Gourmet
Productora: Coproducción Bélgica-Francia; Les Films du Fleuve / Archipel 35
Género: Drama | Drama social. Trabajo/empleo. Crisis económica actual
Sinopsis: Sandra dispone sólo de un fin de semana para ir a ver a sus colegas y convencerlos de que renuncien a su paga extraordinaria para que ella pueda conservar su trabajo. Su marido la acompaña para apoyarla. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario