6 de junio de 2015

A tiro limpio (y 3).

                                                                         cartel promocional
Olvidaos de hidalgos ideales, de rescatar doncellas en apuros, de abrazar nobles banderas y defenderlas hasta las últimas consecuencias... Llegamos a la Era de la Pólvora, donde las cargas de caballería dejaron de tener sentido, las fortalezas y murallas desparecieron ante la incontenible artillería, y los conflictos dejaron de librarse en un campo de batalla, sino que el campo de batalla abarcó a la totalidad de la población mundial. Nuestros prejuicios nos llevan a relacionar las grandes barbaridades cometidas en las batallas con épocas pasadas, lejanas a nuestro presente racional. Matanzas masivas como las de Atila, o incluso pareciera que el infierno había abierto de par en par sus puertas para dejar salir a los jinetes de Gengis Kan para que cometieran sus atrocidades. Pero nada más lejos de la realidad. Es a partir del siglo XX cuando por primera vez las víctimas civiles superan a las militares, las contiendas no se libran en el desfiladero de las Termópilas o en la llanura de Gaugamela, sino en las calles de Stalingrado o Berlín. Hay incluso episodios que por su magnitud, aún no han adquirido la suficiente perspectiva histórica como para ser juzgados o incluso cuestionados (Hiroshima, Nagasaki). Sea como fuere, son un tema recurrente para el cine, y nos ha dado muchas de sus mejores joyas. Vamos a repasar aquí, las que por razones más subjetivas que cinefilas, me vienen a la cabeza.



Batalla de Isandlwana: Amanecer Zulú (Douglas Hickox, 1979). Una atrevida revisión de la época colonial de Imperio Británico en pleno apogeo. Muy notable, como su compañera "Zulú", con Michael Caine.  No es muy común la temática, y menos aún el tono, ya que en este caso se presenta a los nativos zulúes en un plano "similar" al de las tropas británicas.



Batalla de Somme: War Horse, (Steven Spielberg, 2011) Las batallas de la Gran Guerra debieron ser tan absolutamente inhumanas, que no resulta apropiado bajo ningún punto de vista recrearlas de manera realista en una película. Por eso la mejor película sobre la Primera Guerra Mundial no es una película de guerra sino una de juicios: Senderos de Gloria, de Stanley Kubrick. Pero el mago Spielberg siempre nos deja algún momentos de genialidad, incluso entre las más profundas trincheras.


Segunda Guerra Mundial: La cruz de Hierro (Sam Peckimpah, 1977). ¿Qué película escoger de la Segunda Guerra mundial? ¿Cuál escogeríais vosotros? Si me preguntaran 20 veces daría 20 respuestas distintas... pero hoy es " La Cruz de Hierro". Porque no se le ha dado la importancia que merece, porque Lee Marvin está inmenso, porque Peckimpah es un cineasta único e irrepetible.


Vietnam: Platoon (Oliver Stone, 1986) Películas sobre el Vietnam las hay a cientos. Buenas, ya no tantas, y esta sobre todo, es la versión de la guerra del Vietnam de Oliver Stone, y eso significa carácter, y una opinión personal y sincera aunque sea políticamente incorrecto. El propio Stone participó en la guerra, por lo que él presume de tener una ambientación perfecta. Por una vez vamos a obviar helicópteros y valquirias, y acompañar esa guerra con el siempre genial Willem Dafoe.


Desembarco de Normandía: Salvar al Soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998). Esto... ¿en un orden cronológico terminar con una batalla que tuvo lugar en 1944? Lo sé, está desordenado, pero es que tenía que terminar con esta. No puede ser de otra manera. No es que la película no sea redonda, pero una película con los 15 primeros minutos como esta, es como si la primera película de Batman hubiese sido El Caballero Oscuro (Y ahora ¿cómo lo supero?). Spileberg nos regala la mejor secuencia de guerra de la historia del cine. Desde el momento en que se abre la puerta del anfibio, el director nos mete de lleno en la lucha por cada palmo de playa a vida o muerte. Spielberg ya nos había asombrado antes con sus efectos especiales, ya nos había tocado la fibra con sus melodramas, pero en esta ocasión nos deja exhaustos por una pura lección de cine.



Y ya está bien de tanta batallita y tanto disparo. Tanto odio y violencia. La próxima revisión la haremos sobre "los momentos más pacíficos de la historia del cine"! Es broma, va a ser que no. Si es que no tenemos remedio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario