18 de agosto de 2015

Nightcrawler. O la capacidad de Gyllenhaal de apagar sus ojos



Su director, Dan Gilroy, no ha podido empezar con mejor pie. Esta ópera prima es un deleite para los ojos, oídos e intelecto. Una muestra más de un cine que puede dar de sí, a pesar de que las historias que se cuentan generan cierto “deja vu”, a uno le parece recordar que esto ya lo ha visto en esa o aquella película.

Destacaría varios elementos de este interesantísimo filme.

La carga de Nightcrowler cae casi exclusivamente sobre la actuación de Jake Gyllenhaal quien demuestra una vez que es un discreto caballo ganador.  Es especialmente sorprendente el tratamiento de las miradas, el uso de los ojos como elemento resaltable, incluso protagoniza algunas líneas de diálogo el modo en el que el protagonista mira a las personas.

Interpreta Gyllenhaal a un tipo de difícil definición. Un personaje sumamente inteligente pero poco afortunado, autodidacta y con gran capacidad de uso del lenguaje pero con una incapacidad casi absoluta de mostrar sentimientos, guiándose exclusivamente por un estrategia planeada y meticulosa en donde todo el mundo es prescindible.

El guión orbita también ante el exceso de vísceras y la “gorificación” de las noticias reales, la búsqueda del salvajismo en los sucesos que acontecen día a día por parte de múltiples canales de TV locales, especialmente en la ciudad de Los Ángeles, en donde, si bien se han hecho esfuerzos para bajar su índice de criminalidad aún mantiene ese halo de ciudad sin ley. En 2013 en Los Ángeles se registraron 255 asesinatos, una tasa de 6,6 por cada 100.000 habs. (en 2012 hubo 299). Hace 10 años, en esa ciudad se registraban 515 homicidios.

Se muestra en escena la adicción de los medios por deglutir, usar y abusar de las escenas más terribles para dotar a las cabeceras de los diarios locales de las imágenes más impactantes y a ello ayuda la actitud sin escrúpulos del personaje interpretado por Gyllenhaal.

El actor represente a ese grupo de aves de rapiña urbanas que surgen en situaciones difíciles. Me recordó a aquella película de Ricardo Darín, Carancho (2010), en donde un abogado persigue ambulancias para denunciar a los seguros por atropellos y sacar una buena tajada.

Finalmente tenemos a Rene Russo. La actriz, escondida bajo kilos de maquillaje no sé si por exigencias del personaje o por exigencias de la actriz, interpreta un sencillo papel que da el coro a Gyllenhaal, pero que no deja de ser un instrumento más para mayor brillo del mismo. Desaprovechada Rene.

En definitiva, tenemos una película que estuvo cargada de nominaciones a Globos de oro, Baftas, Oscar por el guión original,… que es muy recomendable.

Tráiler de la película


Ficha de la película
Título original: Nightcrawler
Año: 2014
Duración: 113 min.
País: Estados Unidos
Director: Dan Gilroy
Reparto: Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Riz Ahmed, Bill Paxton, Kevin Rahm, Ann Cusack, Eric Lange, Anne McDaniels, Kathleen York, Michael Hyatt
Sinopsis: Tras ser testigo de un accidente, Lou Bloom (Jake Gyllenhaal), un apasionado joven que no consigue encontrar trabajo, descubre el mundo del periodismo criminalista en la peligrosa ciudad de Los Ángeles. (Fuente: FILMAFFINITY) Sinopsis: Tras ser secuestrado por dos criminales durante su creación, Chappie se convirtió en la "criatura" adoptiva de una familia tan inusual como disfuncional. Chappie es un prodigio, un caso único con un talento excepcional: es un robot con sentimientos. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario