22 de diciembre de 2015

Hot Girls Wanted. Documentando el porno

La entrada de hoy no es una película, sino un documental. Hot Girls Wanted es un documental de 2015, dirigido por Jill Bauer y Ronna Gradus, acerca de un grupo de jóvenes que se dedican a la pornografía.

El documental relata la vida de varias jóvenes de 18 y 19 años de edad con el objetivo de saber porque año tras año miles de chicas, recién alcanzada la madurez, se introducen en el mundo del porno.



Lo primero que llama la atención de ese mundo es la ausencia absoluta de "glamur", al parecer muchas chicas van atraídas por los cantos de sirena del lujo, el dinero fácil, las fiestas y el cachondeo con el ánimo de convertirse en una "instacelebrity".

Sin embargo, llegan a una vivienda desangelada en donde comparten habitación con otra aspirante a "hot girl", algún chucho sarnoso y una especie de manager algo "apapostiado" que le cobra a las chicas el alquiler y un porcentaje por los trabajos que consiguen.

Casi niñas-casi mujeres algunas se dejan ver sin maquillaje y compruebas que pueden ser, de hecho lo son, las chicas del portal de al lado, las trabajadoras del comercio de enfrente o la compañera de clase que se aburre. Jóvenes mujeres que disfrazan su acné bajo toneladas de maquillaje que al parecer mejora los "creampie", "facial abuse" y otras "expresiones artísticas" que, sinceramente, creo que no valen lo que cuestan.

El documental sigue a varias chicas recién llegadas a la industria del porno y a esa casa de todas. Lo de "recién llegadas" es muy relativo porque la "vida útil" de esas chicas oscila entre el mes y los tres meses. Si una chica desea trabajar más tiempo delante de las cámaras debe practicar otras especialidades "más concretas" y sórdidas... miedo me da saber cuáles.

Una de las chicas seguidas por el documental tiene la valentía, o la inconsciencia, de compartir su intimidad familiar con nosotros. Sus padres, especialmente su madre, lo sufre en silencio, y su novio parece una olla a presión, mientras el padre está sumido en la total ignorancia.

Además de las historias humanas, también son terribles las cifras que aporta el documental. Una chica suele grabar entre 3 y 5 escenas porno por semana. Suelen cobrar unos 800 dolares por escena. Las estadísticas de esas páginas webs son estratosféricas, superando las visitas conjuntas de otras webs como Amazon, Disney, Netflix, NBA, NBC, NFL y otros monstruos de internet juntos. Por ejemplo, el llamado "pornoabuso" tiene más de 60 millones de visitas ¡al mes!

Hot Girls Wanted es un producto atrevido, premiado e interesante. Pero no sé si da las claves para que una chica reconsidere el entrar en el mundo del porno, o más bien les da los consejos que deben seguir para triunfar más y mejor y no quemar la pasta ganada en esa ruleta en donde la carne fresca es lo más demandado.

En resumen, no se si previene o promueve esa realidad. Imagino que al final, dependerá de la cabeza de cada uno.

Tráiler del documental:




Ficha del documental:

Año: 2015
Duración: 85 min.
País: Estados Unidos
Director: Jill Bauer, Ronna Gradus
Sinopsis: Gracias a Internet, miles de jóvenes estadounidenses están entrando en el "amateur" mundo del porno, en cumplimiento de una demanda creciente de aspirantes a estrellas estilo "chica de al lado". 'Hot Girls Wanted' sigue a una de esas chicas, deseosa de dejar la vida de pueblo pequeño en busca de la libertad y la fama. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario