18 de marzo de 2016

Se los tenían bien guardados...grandes estrenos rodados casi en secreto.

 Hay producciones que vienen precedidas por toneladas de anuncios, merchandising, marketing, y toda clase de -ing como Star Wars, Batman vs Superman, o todas las que se apellidan Marvel. Los estudios nos hacen llegar información sobre ellas meses antes de su estreno. Pero estos grandes estudios se guardan siempre un as en la manga: se trata de producciones de gran presupuesto, con grandes expectativas y grandes nombres propios, que deliberadamente guardan con el mayor secreto posible, hasta pocas semanas antes de su estreno para contar con el factor sorpresa como último empujón hacia las salas de cine. Como no nos gusta que ningún amante del cine se pierda nada, aquí va un breve recuento de grandes producciones que se van a estrenar en las próximas semanas, desconociendo en algún caso referencias de su calidad, lo advertimos. Pero sí es seguro que serán apuestas fuertes que los estudios se han esforzado en mantener en el anonimato hasta el último momento...







Snowden (Oliver Stone) Que el señor Stone se ponga tras la cámara y estrene una película, ya es de por si un acontecimiento que no dejará indiferente a nadie. Y si además, trata sobre el mayor filtrador de información clasificada de la historia, Edward Snowden, la expectación debe ser máxima. El punto de vista de Stone puede ser discutible, pero no se puede negar que nadie como él se atreve a enfocar temas incómodos para la sociedad norteamericanas con absoluta independencia y sinceridad. Solo Michael Moore en sus comienzos mantenía un espíritu crítico a la altura, aunque a diferencia de él Stone es además un excelente cineasta, y no tiene su imperiosa necesidad de ir a contra corriente. Tuvimos el privilegio de asistir a una rueda de prensa suya en San Sebastián, donde escuchamos cómo había sido compañero de clase del mismísimo Geroge Bush en Yale. Si eso no te convierte en un ser politicamente correcto, nada lo hará.



Dioses de Egipto (Alex Proyas) El director de origen egipcio Alex Proyas es uno de los realizadores más interesantes de la ciencia ficción reciente. Destacar la estupenda Dark City (1998) o éxitos más recientes como Yo,Robot (2004). Así que nadie mejor que él para atreverse por primera vez con una historia que se centre de forma exclusiva en la rica y faunística mitología del Egipto Antiguo. Al frente del reparto se encuentra el otrora rey espartano Gerard Butler, que cambia el desfiladero de las Termópilas por la tierra de las grandes pirámides. El rigor histórico se antoja que no será propio de un documental, pero la personal y oscura visión de Proyas prometen un resultado interesante, sobre todo siendo un proyecto que el director llevaba persiguiendo durante años.


.
El Libro de la Selva (Jon Favreau) Este director neoyorquino refrescó por completo al género de superhéroes con Iron Man (2008), y de paso elevó el estatus de Robert Downey Jr. hasta mega estrella. Después de algún tropiezo como Cowboys Contra Alienígenas (2011), estrena esta personal versión del clásico de Kipling, El Libro de la Selva. Los animales con cualidades humanas siempre han sido un problema de solución comprometida para el cine, no así en la literatura. Era difícil hacerles hablar o actuar como seres humanos sin hacer que parecieran cómicos o sin dar a la historia un enfoque demasiado infantil. Este problema puede haberse superado gracias a las técnicas digitales. La visión siempre personal de Feavreau junto con este prometedor tráiler, hacen de El Libro de la Selva uno de los próximos estrenos más esperados.




Alicia a Través del Espejo (James Bobin) Seis años han transcurrido desde la exitosa primera parte firmada por Tim Burton. En esta ocasión James Bobin cuenta con el grueso del reparto de Alicia en el País de las Maravillas, pero tiene ante si la difícil tarea de echar a andar un proyecto en el que la sombra de Burton es alargada. Las películas del director de Eduardo Manostijeras suelen acabar identificándose tanto con él, les aporta un imaginario tan personal e inconfundible, que cuesta verlas desde otra lente que no fuera la suya. El resultado, lo veremos en unas semanas.



Buscando a Dory (Andrew Stanton, Angus MacLane) En este caso no se trata de un proyecto secreto, pero se lleva anunciando durante tantos años, que nadie acababa por tomárselo en serio, hasta ahora que por fin, el estreno está ya próximo. Será una historia que hará rebosar las arcas de Disney, ya que acudirán dos o tres generaciones diferentes que han crecido, o envejecido con el mítico pez payaso. Y lo mejor: seguro que ninguno sale decepcionado. Para la versión doblada al castellano, ya están confirmadas las voces originales de Anabel Segura y Javier Gurruchaga.



Ben Hur ( Timur Bekmambetov) La misma historia que hemos visto año tras año en semana santa. La que pese a su interminable metraje conocemos casi todas sus escenas, y además, las mejores han sido homenajeadas mil veces por otros grandes del cine (carrera de cuádrigas por carrera de vainas en Star Wars: episodio I). Pero la pregunta capital es.¿será posible creernos a un Ben Hur cuando estamos buscando por todas partes algún gesto que nos recuerde a Charlton Heston?


La Leyenda de Tarzán (David Yates) El Director británico David Yates se hizo cargo de las últimas entregas de la saga  Harry Potter, y sus resultados fueron satisfactorios para los estudios, pero llevados a cabo con la asepsia de un cirujano, dejándose por el camino todo lo original que Chris Columbus y después Alfonso Cuarón habían aportado. El asunto no es menor, porque la historia de Tarzán ha sido llevada al cine en muchas ocasiones (darían para hacer un monográfico), y siempre con resultados importantes. Desde las primitivas y entrañables primeras versiones protagonizadas por Johnny Weissmuller, a la interesante Greystoke: La Leyenda de Tarzán, el Rey de los Monos (Hugh Hudson, 1984) con Cristopher Lambert y Andie McDowell, pasando por la notable adaptación animada de Disney. El proyecto cuenta con un reparto interesante en el que aparecen nombres de la talla de Cristoper Waltz, o Samuel L. Jackson, aunque los que ofrecen más dudas son los que están al timón de la nave: un Tarzán protagonizado por un Alexander Skarsgård al que puede venirle grande el rol, y el propio David Yates, que tendrá que demostrar si es buen contador de historias, a parte de un solvente realizador de películas por encargo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario