3 de mayo de 2016

“Involuntario”. El poder del grupo sobre el individuo



Una vez más, le hago un hueco a ese cine de difícil consumo pero del que me gusta hacerme eco porque genera sensaciones extraordinarias en su visionado, provoca el debate, aunque sea interno, y reconcilia a uno con el noble arte de hacer cine con muy buenas ideas.

Esta película sueca del 2008 nos plantea cinco situaciones independientes con un elemento común: la presión que ejerce un grupo sobre el individuo. A saber: Un padre que se lastima en un importante evento familiar, unas jovencísimas adolescentes que se retan a cada vez más, un grupo de amigos que flirtean con la homosexualidad, una estricta profesora que cuestiona los métodos de sus colegas y una extraña situación entre los pasajeros de un autobús y su conductor.
 


Todas estas historias devienen en momentos de tensión, pero de esa tensión propia de la realidad desagradable que un ciudadano normal vive con cierta frecuencia. No nos referimos a la tensión o miedo de un atentado, una amenaza grave, un atraco. Nos referimos a esas tensiones propias de una sociedad civilizada: las molestias provocadas por voceras en un medio de transporte público, la incomodidad del botellón, la angustia del que se nos cuela en un supermercado, la rabia que nos genera el idiota que saca fotos con flash en un acuario. Esos momentos de micro injusticias o nano afrentas que nos agrían las carnes y hacen que deseemos la muerte y destrucción de nuestro prójimo y vecino.

Largos planos secuencia y extraños enfoques reinan en esta película, como si no pudiésemos escapar de unos acontecimientos que se antojan inevitables e infalibles, siguiendo aquella máxima de la Ley de Murphy que dice que si algo malo puede pasar, pasará.

Digna de ver.

Tráiler:

Ficha:

Título original: De Ofrivilliga (Involuntary)
Año: 2008
Duración: 98 min.
País: Suecia
Director: Ruben Östlund
Guión: Erik Hemmendorff, Ruben Östlund
Fotografía: Marius Dybwad Brandrud
Reparto: Villmar Björkman, Linnea Cart-Lamy, Leif Edlund, Sara Eriksson, Lola Ewerlund, Olle Liljas
Sinopsis: Presentado en la sección "Una cierta mirada" en Cannes 2008, el segundo largometraje de Ruben Östlund consta de cinco episodios que constituye un retrato de la sociedad sueca. Todos giran en torno al mismo tema: el poder del grupo sobre el individuo. Mediante una estética que privilegia el uso de largos planos-secuencia y de encuadres poco convencionales, el filme contrasta las perspectivas de un par de jóvenes seducidas por el alcohol, una maestra que alecciona a sus alumnos y un grupo de homosexuales. Fue seleccionada por Suecia como candidada al Oscar 2010 en la categoría de película de habla no inglesa. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario