27 de septiembre de 2016

Tygra, Hielo y Fuego. Rotoscopia, arte y fantasía

Excepcional película del año 1983, que bebe directamente del género de espada y brujería enmarcado en una fantástica técnica audiovisual que es la animación rotoscópica.

Sí, es una película de dibujos animados, pero no es una película infantil. Cuerpos semidesnudos, erotismo, violencia, músculos y golpes a go-go rebosan en esta cinta en que cada escena contiene un virtuosismo propio de los artesanos más clásicos.




La técnica rotoscópica consiste, esencialmente, en reemplazar los fotogramas de una filmación real por dibujos «calcados» sobre cada fotograma. Esta técnica se ha utilizado, por ejemplo, en diversas películas clásicas de Disney, con diversos objetivos, desde animar de forma más real a los personajes (caso de Tygra…) hasta incluir efectos especiales en películas con actores reales como así ocurrió con los sables laser de Star Wars en 1977, que fueron dibujados.

“Tygra, Hielo y Fuego” es una delicia para los sentidos. Hay que verla con ojos comprensivos ya que es un producto de 1983 y siempre se pueden encontrar algunos puntos débiles: la trama tiene momentos algo flojos, la película en algún momento se duerme, y la espectacular animación delos personajes contrasta con los fondos, estáticos 100%.

Sin embargo, no cabe otra que maravillarse de esta pequeña joya, disfrutar de los movimientos de los cuerpos semidesnudos de hombres, mujeres y bestias y dejarse llevar por la magia y fantasía que nos ofrece su director, Ralph Bakshi.

Tráiler de la película:


Ficha de la película:
Título original: Fire and Ice
Año: 1983
Duración: 81 min.
País: Estados Unidos
Director: Ralph Bakshi
Guión: Ralph Bakshi, Roy Thomas, Gerry Conway (Personajes: Frank Frazetta)
Música: William Kraft
Fotografía: Francis Grumman
Reparto: Animation
Productora: 20th Century Fox
Género: Animación. Fantástico. Aventuras | Espada y brujería. Animación para adultos
Sinopsis: En el futuro, el mundo ha sufrido grandes cambios. Una edad de hielo amenaza al planeta. La humanidad se ha refugiado en los volcanes para enfrentarse al despiadado frío. Pero los glaciares que avanzan no son un fenómeno natural. Son el arma y la casa de Nekron, el Señor de Hielo, y de sus infrahumanos. Son enemigos del buen Rey Jarol, que vive en las tierras cálidas de los volcanes, en la fortaleza Fire Keep. El volcán y el glaciar, el fuego y el hielo, van camino del enfrentamiento. Sólo les separa una jungla ecuatorial y un llano dorado, los Barrier Marches... (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario