18 de octubre de 2016

Train to Busan. El episodio de Guerra Mundial Z en Corea del Sur


Mucho se ha hablado de esta película pero creo que, si bien es entretenida, gran parte de lo hablado es puro “hype”, o como se dice en castellano, muy altas expectactivas pero luego flojos resultados. Bueno, no son flojos resultados, son correctos, pero en comparación con la bomba que se le dio, pues quizá uno esperaba algo más.

Efectivamente, creo que Train to Busan es una película entretenida, un blockbuster coreano (del Sur) que cumple correctamente con su función. 

Siempre me pasa lo mismo con muchas películas asiáticas: me chirría la interpretación de los actores. He llegado a la conclusión que no es un asunto de buena o mala interpretación. Es algo más profundo. Es la cultura de esa zona del mundo que, obviamente, no es la misma que la nuestra. Ellos se expresan de una forma más artificial a mi entender. Exageran los gestos, las caras y las miradas, alcanzando en ocasiones un toque un pelín ridículo para los que no somos de allá.



Lo mismo pasa en Train to Busan, comenzando con su protagonista, un palo de tío. Sieso y con horchata en vez de sangre, y eso que tiene motivos para gritar, asustarse, enfadarse y demás, pero creo que le apretaron mucho la corbata.

Los demás son meros personajes modelos: niña solitaria, mujer embarazada, forzudo descarado,... mil veces vistos y mil veces odiados y amados. Va según el espectador.

Pero no quisiera cargar negativamente contra esta película. Como dije, Train to Busan entretiene mucho. La acertada idea de grabar gran parte de la película en un tren, aparte de ahorrar costes, le da una velocidad trepidante al argumento y, salvo en algún momento puntual, uno no mira el móvil aburrido.

Le toca el turno a los infectados, zombis o lo que sean. Es difícil no hacer comparaciones con Guerra Mundial Z (2013). Esta última ha creado una imagen de infectados-manada que ha golpeado con fuerza en nuestras retinas. Las tácticas que empleaban los zombis para alcanzar su objetivo por saturación, ya sea amontonándose contra un muro, dejándose caer desde las alturas, o moviéndose como cuando vuelan miles de gorriones, han sido imitadas en Train to Busan, dejando escenas curiosas y realizadas con muy buenos resultados, pero nada nuevo.

Buscando en Google Maps, he comprobado que un viaje entre Seúl y Busan lleva unas 3 horas y 40 minutos en tren. Espero que si alguna vez tengo la oportunidad de coger ese tren, no acabe devorado por el resto de pasajeros.

Actualización: Parece ser que están trabajando ya en Train to Busan 2. ¿Será el viaje de vuelta?

Tráiler de la película:




Ficha de la película:
Título original: Busanhaeng
Año: 2016
Duración: 118 min.
País: Corea del Sur
Director: Yeon Sang-ho
Guión: Yeon Sang-ho
Música: Jang Young-Gyu
Fotografía: Lee Hyung-Deok
Reparto: Yoo Gong, Ma Dong-Seok, Ahn So-Hee, Kim Soo-An, Jung Yu-Mi, Kim Eui-Sung, Choi Woo-Sik, Jung Kyung-Mi, Shim Eun-Kyung, Choi Gwi-Hwa
Género: Acción. Thriller. Fantástico. Terror | Zombis. Trenes/Metros
Sinopsis: Un desastroso virus se me expande por Corea del Sur, provocando importantes altercados. Los pasajeros de uno de los trenes KTX que viaja de Seúl a Busan tendrán que luchar por su supervivencia. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario