20 de noviembre de 2016

"Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos". La varita la tiene Eddie Redmayne


Siempre es agradable sumergirse en el mundo creado por la británica J.K. Rowling. Es amable, original, pero también huele a tradición y es sinestro. De ese que disfruta un niño pero no insulta a la inteligencia de un adulto.

Lo destilaban a borbotones las primeras entregas de Harry Potter (las de Chris Columbus y la muy notable de Alfonso Cuarón), pero se fue perdiendo con las posteriores entregas sacrificándolo por tramas más oscuras, pero más aburridas.




Porque las sagas  no conocen otro principio que el de "más es más", y con cada nueva entrega sufren una inevitable transformación en la que todo se vuelve más oscuro, complejo, y tenebroso. Pero éstos adjetivos no implican siempre que el producto sea mejor. La mayoría de las veces, las virtudes que hicieron triunfar a la franquicia, como la originalidad, y la simpleza del que tiene una buena idea, se quedan por el camino. Todo el barroquismo posterior es relleno de cartón piedra, que lo único que aporta es confusión y tedio.

Por eso, cuando el castillo de naipes se tambalea y no puede ganar ya más altura, es hora de derribarlo y empezar a construirlo de nuevo. Aunque para ello utilicemos los mismos naipes, que para eso los inventó la señora.

Es el caso de "Animales Extraordinarios y Dónde Encontrarlos". El universo de Hogwarts ya no soportaba otra vuelta de tuerca con sus personajes originales, y con la sobredosis de hormonas, la historia del niño mago corría el riesgo de convertirse en una nueva saga "Crepúsculo". Por eso damos un salto en el tiempo, hace unos 80 años, y teniendo en cuenta que los magos viven bastante ajenos a las novedades tecnológicas y los internados ingleses se quedaron anclados en el pasado, nos encontramos con que el ambiente nos resulta casi idéntico al de Harry Potter.


Pero hasta aquí las semejanzas, la historia se desarrolla en Nueva York, en el apogeo de la ciudad de los rascacielos. El protagonista, un singular mago, llega como uno más de los miles de viajeros que desembarcan en busca de una oportunidad. El diseño de producción está tan cuidado como se espera, con un agradable sabor al "King Kong" de Peter Jackson. Los guiños al imaginario Rowling son constantes en forma de hechizos, aunque no esperéis mensajes encriptados o extensas genealogías, no estamos en Tolkien.

En contra, la historia carece del ritmo de sus primas hermanas. La idea, original al principio, se pierde después en unas confusas líneas argumentales (por no decir flojas) que no terminan de engancharnos del todo. Pareciera entonces que todo fuera una excusa para volver llevarnos al cine apelando a la nostalgia de ver duelos de varitas y escuchar decir alohomora.

La historia podría haber sido un auténtico despropósito si hubiera sido interpretada por Hermione, Ron y compañía, pero ahí radica el valor y la razón de ser de la nueva franquicia.

Está interpretada en su totalidad por actores adultos, los roles de infantiles son pocos y secundarios. Mención especial para el enigmático Eddie Redmayne, al que parece que la varita eligió para el papel. En un momento de la película le dice a su compañero (un acertado Dan Fogler), "¿oye, tú caes siempre bien a la gente no?" "claro, ¿tú no?"- respuesta - "no, yo incomodo".

Y realmente el papel de Redmayne vuelve a ser un trabajo espléndido, un personaje misterioso, ambiguo y brillante que incomoda a magos y a no magos por igual. Completan el equipo Colin Farrell en plan sabueso como en Minority Report, Samantha Morton (inolvidable también en Minority Report), y Katherine Waterston.

La verdadera magia de la película está en el oficio de sus actores, en el Nueva York anterior a la Gran Depresión, en los puntuales acordes de John Williams... y en algunos personajes que aparecen y desaparecen.


 
Ficha de la película:

Título original: Fantastic Beasts and Where to Find Them
Año: 2016
Duración: 133 min.
País: Reino Unido Reino Unido
Director: David Yates
Guión: J.K. Rowling (Libro: J.K. Rowling)
Música: James Newton Howard
Fotografía: Philippe Rousselot
Reparto: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Colin Farrell, Carmen Ejogo, Samantha Morton, Ezra Miller, Ron Perlman, Johnny Depp, Zoë Kravitz, Gemma Chan, Jon Voight, Christine Marzano, Lucie Pohl
Productora: Coproducción Reino Unido-EEUU; Heyday Films / Warner Bros.
Género: Fantástico. Aventuras | Spin-off. Magia
Grupos: Saga Harry Potter | Adaptaciones de J.K. Rowling Novedad
Sinopsis
Adaptación del libro homónimo de J.K. Rowling, un spin-off que amplía el mundo de la saga Harry Potter desde el punto de vista de Newt Scamander, un mago a quien le encargan escribir un libro sobre seres fantásticos. Se ambientará setenta años antes de lo narrado en las películas del joven mago Harry. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario