10 de enero de 2017

El clon vuelve a casa. Hola, soy yo, y yo, y yo, y yo.


Esta película fue recomendada por Louis Savy, director del Festival de cine Sci-Fi de Londres durante la masterclass que celebró en la pasada edición del Festival de cine fantástico y de terror FKM de A Coruña, en el 2016.

El Clon vuelve a casa es una película de factura elegante, con imágenes bellas, lentas, armoniosas. Es una película japonesa y su procedencia es innegable. Se toman su tiempo con las escenas, casi tanto como en sus múltiples ceremonias rutinarias: descalzarse, saludar, preparar el sake o lo que sea… 




De una forma “gueishiana” se nos introduce en una original historia que en lugar de caer en el enredo fácil, se entretiene con los aspectos más filosóficos del ser y del alma. Se nos plantea constantemente una búsqueda de la identidad en un entorno hostil.

Como decía, la trama es muy original: el programa de exploración espacial japonés no puede permitirse una muerte más de sus astronautas, así que optan por ofrecer una “resurrección” voluntaria al aquellos que fallezcan en plena misión. Si el astronauta acepta, se le clonará ya en estado adulto y con sus recuerdos, en principio, plenamente conservados. El protagonista es un astronauta que de niño había perdido a su hermano gemelo y, una vez que fallece, surge clonado de nuevo pero con algunas lagunas o deficiencias en sus recuerdos. No destriparé más la película pero parece claro que el viaje que realiza de camino a casa en busca de su propia identidad es bastante más largo, duro e inhóspito que el que pudiera realizar a estrellas situadas a años luz.

No negaré que los 110 minutos de película a veces se me hicieron largos, pero también quisiera destacar que seguramente se debe a esa forma de contar las cosas tan propia del país del sol naciente.

El Clon vuelve a casa es una buena película, interesante y que nos deja estampas que nuestras saturadas retinas agradecerán.

Tráiler de la película:




Ficha de la película:

Título original: Kuroon wa kokyoo o mezasu (The Clone Returns Home)
Año: 2008
Duración: 110 min.
País: Japón
Director: Kanji Nakajima
Guión: Kanji Nakajima
Música: Yûta Yamashita
Fotografía: Hideho Urata
Reparto: Mitsuhiro Oikawa, Eri Ishida, Hiromi Nagasaku
Productora: Agung; Productor: Wim Wenders
Género: Ciencia ficción. Drama
Sinopsis: Situada en un entorno vagamente futurista, la película nos cuenta la historia de un astronauta llamado Kohei que participa en un programa de clonación. Cuando Kohei muere accidentalmente en una misión, el gobierno clona su cuerpo y su memoria, pero el resultado no es del todo satisfactorio. El nuevo Kohei verá como se abren las heridas de su pasado y sus médicos se verán obligados a volverlo a clonar. A partir de ahí, entramos en ese futuro irreal, casi soñado y neblinoso en el que el protagonista buscará respuestas a las claves de su vida, escarbando en las heridas de su pasado, en las que cobra especial importancia la existencia de un hermano gemelo. Explorando de forma metafísica los conceptos de identidad y memoria y las responsabilidades éticas de la ciencia, la película de Nakajima nos sumerge en un universo repleto de imágenes líricas y elegantes. Nominada al Gran Premio del Jurado en el último Festival de Sundance. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario