19 de febrero de 2017

Agosto. Mucho talento, mucho calor.

A veces no es necesario que una película sea la alegría de la huerta para ofrecer lo que uno está buscando. Tampoco son imprescindibles grandes demostraciones de poderío técnico/económico de los estudios, ni multitudinarias coreografías.

Muchas ocasiones ya intuimos que lo que vamos a ver en  pantalla es una historia basada en diálogos descarnados, escenarios opresivos, y unas relaciones tan disfucionales que harían caer en la depresión a Julie Andrews.

Y sin embargo eso es lo que nos atrae de historias como Agosto, de John Wells. Puede que el hecho de llevar la degeneración de las relaciones humanas hasta el extremo, y verlas retratadas en gente cotidiana, tenga un efecto terapéutico al parecer nuestros problemas más pequeños. Pero no es suficiente el drama por el drama, hace falta una historia y mucho talento.




La historia bebe directamente del teatro, y de una novela ganadora de un premio Pulitzer. El talento lo ponen una retahíla de actores de primera línea, puestos en una de esas situaciones en las que solo su oficio les sirve de escudo para salir airosos: se encuentran todos desamparados, desnudos de artificios ni barreras delante de un Mihura.

 El escenario es sórdido, insano tanto en el ánimo como en la temperatura que de manera incansable nos recuerdan que es sofocante. Una casa vieja que no antigua, en la que viven un anciano alcohólico y su señora adicta a las pastillas. El planteamiento no invita a las comedia, pero es tal el oficio de sus actores que sacan una tras otra frases lapidarias, cómicas en su crueldad, mientras asistimos al desfile de nombres ilustres. El Mihura por supuesto, es Meryl Streep. Arremete con todo y contra todos. Actúa (y sobreactúa) con la seguridad del que ya lo ha demostrado todo, pero a diferencia de otros compañeros de generación, Streep no quiere bajar el listón ni dejarse llevar por la inercia de su pasado. En esta ocasión juega con todos, con el reparto y con nosotros, presentándose como una viuda desconsolada o como la más cruel de las madrastras en una décima de segundo. En frente, tiene al resto del reparto que en un principio quieren aparentar normalidad, pero a los que la anfitriona no tardará en sacar a relucir sus miserias, de las que no se libra ni el apuntador.

 La energía de Meryl Streep es tan apabullante (falta Clint Eastwood para soportarla), que solo Julia Roberts es capaz de hacerle frente y salir airosa. Sí Julia Roberts, la otrora Novia de América, da lo mejor de si misma en papeles dramáticos. No es un descubrimiento, ya nos dejó muestras de ello en Closer (Mike Nichols, 2004)(aunque en esa película todos quedaron eclipsados por Natalie Portman). Sus enfrentamientos verbales y físicos con Maryl Streep son lo mejor del film, pero no desentona un creíble y seguro Ewan McGregor, en un papel bastante alejado de lo que nos tiene acostumbrados. Chris Cooper inmenso, su rol pedía a gritos más protagonismo y Julianne Nicholson, que construye un personaje angelical pero como veremos, no exento de sombras. Por allí se deja caer también otro de los actores más dotados de su generación, Benedict Cumberbatch, y deambula (esta sí, algo perdida), la antigua musa del indie Juliette Lewis.

Junten todos esos nombres con talento mayúsculo, enciérrenlos en una vieja casa bajo el sol abrasador de Oklahoma, y dejen que una Meryl Streep con síndrome de abstinencia les someta uno por uno a un tercer grado. Verán un derroche enorme de talento escénico, pero eso sí, no esperen mirar a la vejez con alegría, están avisados.




Ficha de la película:

Título original: August: Osage County
Año: 2013
Duración: 121 min.
País: Estados Unidos
Director: John Wells
Guion: Tracy Letts (Obra: Tracy Letts)
Música: Gustavo Santaolalla
Fotografía: Adriano Goldman
Reparto: Meryl Streep, Julia Roberts, Ewan McGregor, Chris Cooper, Abigail Breslin, Benedict Cumberbatch, Juliette Lewis, Margo Martindale, Dermot Mulroney, Sam Shepard, Misty Upham, Julianne Nicholson
Productora: The Weinstein Company / Jean Doumanian Productions
Género: Drama | Familia. Melodrama. Comedia dramática. Comedia negra. Drama sureño
Web oficial http://augustosagecountyfilm.com/
Sinopsis
Los Weston viven en una gran mansión en las afueras de Pawhuska, en Oklahoma. La desaparición del padre en extrañas circunstancias hace que la familia se reúna y que todas sus miserias salgan a la luz. Adaptación al cine de la obra de teatro homónima ganadora de un Tony, que a su vez adapta una novela ganadora del Premio Pulitzer en 2008. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario