7 de febrero de 2017

Childhood's End. Sardo Numspa ataca de nuevo



Esta miniserie emitida por el canal SyFy me atrapó en su primer episodio, luego decayó un pelín, pero con la inercia adquirida del momento inicial aguanté el tipo, esó sí, ya en el tercer episodio la deriva fue brutal y el final trágico.

La trama, basada en una obra de Arthur C. Clarke, es de esas que prometen: unas gigantescas naves espaciales se posicionan en diversos puntos estratégicos del planeta (en España, curiosamente, sólo en la isla de Mallorca), todos los objetos volantes artificiales (aviones, avionetas, etc.) son cuidadosamente posados en el suelo en el momento de la aparición, sin sufrir el más mínimo rasguño por parte de sus ocupantes, las comunicaciones se vuelven irregulares y el planeta y sus líderes entran en un estado de pasmo total. La incertidumbre y las dudas crecen en el momento en que los aliens se manifiestan a través de imágenes de seres queridos ya fallecidos. A través de estos, transmiten un mensaje de justicia y paz, hasta el punto de que las guerras, el hambre y la enfermedad desaparecen.

A pesar de tal escenario, no faltan aquellos que echan de menos su libertad total de actuación, aunque ello suponga su propia destrucción. En el primer episodio se plantea una breve revolución por parte de un grupo de seres humanos que aborrecen y desconfían de estos supuestos regalos otorgados a la humanidad por estos aliens, rebautizados como Los Amos.

Esta miniserie, si bien es bastante correcta, tiene algunas flojeras argumentales que llaman la atención, por ejemplo, la rebelión de algunos humanos contra Los Amos se crea y se deshace con la velocidad en que se toma un helado. Quizá algo precipitadamente por exigencias de duración del producto. También ocurre con la pueril propuesta de que, entre todos los habitantes del planeta, tan sólo hay un elegido para transmitir el mensaje de Los Amos y ser así su intermediario. Si planteáramos esa hipótesis como real, el número de consultas y dudas que tendría que elevar a aquellos, aunque solamente procedieran de los más altos dirigentes de cada país, organización u entidad, seria elevadísimo. ¿Porqué crear ese cuello de botella? ¿Porqué un solo Amo puede hablar con un solo intermediario? Esta es la premisa y tendremos que convivir con ella durante la miniserie, pero está poco o nada explicada. Por supuesto, obvio el detalle de que el intermediario es un norteamericano medio, blanco, católico e, imagino, que sobradamente preparado, aunque sea un agricultor "frotado a la piedra" como se le menciona en cierto momento. 
 
A destacar el papel de El Supervisor, el Amo que habla con el intermediario y el único que todo el planeta conoce. Debajo de una inmensa capa de maquillaje tenemos al genial Charles Dance, que se le reconoce más por su manera de mover los ojos que por otra cosa. Se hace buen uso de su nombre a pesar de que sus apariciones se cuentan con los dedos de una mano, así en el primer episodio solo sale en los cinco minuto finales. Para aquellos que disfrutan de la serie en inglés, sí podrán haber reconocido su timbre y cadencia de voz, pero los que la vean doblada no verán del gran actor casi nada. Ah!, me abstengo de explicar porqué menciono a Sardo Numspa, el malvado némesis de la película El Chico de Oro (1986) en el titular de esta entrada. ¡Habrá que ver la serie!

En definitiva, las cosas siguen así: el ser humano es sanado, cebado, henchido de felicidad, y despistado de la ciencia y tecnología. Como se dice en otro momento, "si esta es una invasión, es una invasión muy considerada." 
 
Curiosa propuesta que va decayendo poco a poco. Se ve.

Tráiler de la miniserie:


Ficha de la miniserie:
Título original: Childhood's End (TV)
Año: 2015
Duración: 250 min.
País: Estados Unidos
Director: Nick Hurran
Guión: Matthew Graham (Novela: Arthur C. Clarke)
Música: Charlie Clouser
Fotografía: Neville Kidd
Reparto: Mike Vogel, Osy Ikhile, Daisy Betts, Charles Dance, Ashley Zukerman, Yael Stone, Hayley Magnus, Julian McMahon, Colm Meaney, Charlotte Nicdao, Georgina Haig, Darius Amarfio, Don Hany, Tanc Sade
Productora: Syfy / Universal Cable Productions
Género: Ciencia ficción. Drama. Serie de TV | Miniserie de TV. Extraterrestres
Grupos: Adaptaciones de Arthur C. Clarke Novedad
Sinopsis: Unos alienígenas pacíficos conocidos como 'Overlords' invaden la Tierra e imponen un nuevo orden mundial que acaba con todas las guerras. Llevan al planeta hacia la utopía y durante décadas los humanos conviven en paz bajo la influencia indirecta de los aliens a cambio de perder su cultura e identidad hasta que los visitantes descubren sus auténticas intenciones. (Fuente: FILMAFFINITY)



No hay comentarios:

Publicar un comentario