14 de febrero de 2017

Snowden,... si no sabes torear pa' qué te metes


Oliver Stone está por encima del bien y del mal. Lo mismo hace una documental sobre Hugo Chávez que una película sobre Edward Snowden. Da igual. El deja caer su mensaje como las bombas de napalm de su película "Platoon" (1986), sin importar sobre quién caiga o los daños colaterales que pueda provocar. Total ¡que es Oliver Stone, carallo!

Este nuevo producto del Sr. Stone, "Stowden", perdón, "Snowden" es una película correctamente hecha en donde se nos proporciona una visión demasiado simplista de los hechos. No seré yo, un bloguero del tres al cuarto, el que presuma de tener la verdad absoluta sobre los sistemas de espionaje estadounidenses en particular e internacionales en general, pero nos encontramos con unos personajes más planos que la radiografía de un silbido. Snowden parece un querubín caído del cielo, que busca en la CIA lo que debería haber encontrado en Disneyworld. ¿Acaso pensaba que los espías siguen unas reglas? ¿Es que la alargada sombra de James Bond le había cegado hasta el punto de considerarlos a todos unos "gentlemen" que beben de copa y sonríen tipo dentífrico? Snowden entra en una organización y se sorprende porque vigilen a todos y a todo. Es como querer entrar en un matadero y pretender no ver la sangre porque uno creía que a los cerdos se los mata con besitos.



Ojo, no le quito mérito al chaval. Enfrentarse a todo un sistema, y sobretodo, al del actual Imperio dominante del planeta, no es acto de pocas pelotas pero como dice el titular: "¿pa' qué te metes?" En fin, una vez dentro del meollo, empieza a ver cosas que no le gustan, que le hacen sentirse mal y cuestionarse los valores que dicen representar en los diversos estamentos por donde pasa.

Lo que sí da repelús son las implicaciones tecnológicas que se exponen en la película, que parecen más propias de alocados con gorros hechos de papel de aluminio. ¡Ojalá fuera así! Es terrorífico saber que estamos rodeados de pequeños dispositivos tecnológicos que pueden ser activados a distancia. Pánico saber que nuestros móviles, tabletas, portátiles y otros pueden habilitar su cámara y micrófono sin nuestra intervención y así escuchar y ver por parte de aquellos que tienen el poder y los medios para hacerlo. Estoy convencido que cada vez estamos más cerca de la realidad que planteaba el escrito Aldous Huxley en "Un mundo Feliz" que de la pesadilla orwelliana de "1984". En la segunda nos espían cohercitivamente, pero en la primera abrazamos el autoespionaje, nos lanzamos directamente en el fango de los datos y los prostituimos, casi regalamos, a cambio de la ultima app o para un sorteo de sartenes.

En fin, Snowden es una película entretenida. A pesar del hieratismo provocado por el hecho de que los malos son malísimos y el bueno, buenísimo, el mensaje de Stone cala y da que pensar. Vivimos en un mundo terrible, en donde nadie escapa de las redes de papá Estado ni de sus tentáculos, que ya quisiera Cthulhu para él.

Ya lo decía la canción "The Logical Song" de los geniales Supertramp: "Now watch what you say or they'll be calling you a radical, liberal, fanatical, criminal."

Apagad vuestros móviles mientras veáis la película.

Tráiler de la película




Ficha de la película:


Título original: Snowden
Año: 2016
Duración: 134 min.
País: Estados Unidos
Director: Oliver Stone
Guion: Kieran Fitzgerald, Oliver Stone (Libro: Luke Harding)
Música: Craig Armstrong, Adam Peters
Fotografía: Anthony Dod Mantle
Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo, Zachary Quinto, Tom Wilkinson, Rhys Ifans, Nicolas Cage, Logan Marshall-Green, Timothy Olyphant, Scott Eastwood, Joely Richardson, Jaymes Butler, Ben Schnetzer, Ben Chaplin, Edward Snowden
Productora: Open Road Films / Onda Entertainment
Género: Thriller. Drama. Intriga | Biográfico. Basado en hechos reales. Espionaje
Sinopsis: Basada en el libro "The Snowden files. The inside story of the world's most wanted man", escrito por Luke Harding, y en un libro escrito por Anatoly Kucherena, el abogado ruso de Edward Snowden. Narra los acontecimientos que siguieron a la publicación por parte del diario 'The Guardian' de los documentos clasificados que aportó Edward Snowden sobre el programa secreto de vigilancia mundial de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) en 2013. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario