23 de abril de 2017

Bohemian Rhapsody. La película sobre Freddie Mercury en 2018

Como si se tratara de un truco de magia o de una sorpresa excesiva tan propia de su estilo, una bomba informativa pillaba por sorpresa a los aficionados del rock y del cine en general. El largamente esperado biopic sobre Freddie Mercury iba a ver, por fin, la luz.

Pero lo más sorprendente del caso es que la tantas veces retrasada producción, el rodaje tantas veces desmentido, no solamente habría recibido luz verde para ponerse en marcha... la película ya está rodada y lista para estrenarse en los cines el próximo año, según el propio guitarrista de la banda Brian May.

¿Se tratará de otra jugada de marketing que solo nos vende humo?¿Estaremos ante otro de esos "proyectos malditos" al más puro estilo Don Quijote de Terry Gilliam?


Here We are. Born to be kings, we are the princess o the Universe... Quién puede tener semejante carta de presentación.

Parece que esta vez va en serio. Pero pongámonos en antecedentes. El proyecto de un largometraje basado en la vida del mítico vocalista de Queen lleva más de un lustro a vueltas. Es un caramelo para cualquier director, porque pocos músicos han llevado tan al límite la frontera que separa al músico del showman actor y a la estrella del personaje privado. Todo en Freddie Mercury, y por ende, en Queen estaba fuertemente definido por la imagen. Su apariencia y su puesta en escena provocadora eran tan importantes como su voz. Por eso era solo cuestión de tiempo que su vida fuera llevada al cine, a un medio donde la fuerza de las imágenes son las que dictan el interés de las historias.

Si en un primer momento se asoció al proyecto al histriónico Sacha Baron Cohen, éste acabó por desmarcarse del proyecto debido a desavenencias con los miembros de la banda acerca del enfoque que debía darse a la cinta. Más tarde se asociaría al proyecto la dirección de Ken Loach, extremo que también fue desmentido, lo que empezaba a dotar a la película de un aura de esos proyectos que nunca acaban de ver la luz.

Pero una historia de esa naturaleza no podía dejar de contarse. Por sus megalómanas giras llenas de excesos, por sus emblemáticos videoclips (Bohemian Rhapsody es considerado el primer videoclip de la historia), por sus fiestas extravagantes y salvajes, por su registro de voz privilegiado... O porque hizo siempre alarde de su ambigüedad sexual, en un tiempo en el que no era tan politicamente correcto. Lejos de ocultarla la convirtió en su elemento distintivo, más aún en su principal argumento, lo que unido a un talento descomunal hizo que gente de todas las sensibilidades abrazaran su música, haciendo así mucho más por la tolerancia sobre la orientación sexual que cualquier campaña gubernamental.


Por eso acogemos con sorpresa, impaciencia y cierta desconfianza el anuncio que el propio Brian May realizó a un medio británico  "La película de Freddie llegará pronto... antes de lo que piensan, el año que viene".

Según esta información Bryan Singer (X men) estaría al frente del proyecto y Rami Malek (Mr. Robot) encarnaría al propio Mercury. Bryan Singer ha demostrado ser capaz de rodar clásicos como "Sospechosos Habituales", pero tiene en su debe el ser responsable de la cinta de Superman más aburrida jamás rodada, así como de exhibir a veces una falta de imaginación visual que hace cojear a sus entregas de X men. Y los fans de Queen podrían perdonar algunos puntos: que la película  se deje muchas cosas en el tintero (se centrará desde sus comienzos hasta su actuación en el Live Aid 85), incluso que su valor cinematográfico no sea excelente... pero lo que nunca perdonarían es que fuera una película pequeña, contenida o aburrida. El exceso (artístico, material y carnal) debería presidir cada segundo de metraje y estar a la altura de las aventuras cinematográficas del grupo. La inclasificable Flash Gordon (Mike Hodges, 1980) y la mítica Los Inmortales (Russel Mulchahy, 1985)


Sin ánimo de ser spoiler, la película abarcaría la historia de la banda hasta la actuación de la banda en el festival Live Aid 85, actuación que está considerada como los 20 minutos mejores de la historia del rock.
Larga vida a la Reina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario