3 de abril de 2017

Finde Curta 17 ¡Rodad, rodad, malditos!

Imaginaos que os hacen llegar el siguiente encargo: tener listo un cortometraje, esto es: escribir el guión, buscar localizaciones, rodar las escenas, editar todo el material... Y el plazo del que disponéis para tenerlo todo empaquetado y entregado es de: !un fin de semana!

Evidentemente, pesaríais que la persona que os pide tal disparate se ha vuelto loco de remate. O que se trata de Bruno Máez, director de fotografía y coordinador del Fin de Curta, el cual llega a su segunda edición con una propuesta tan frenética como atractiva, y que no hemos podio pasar por alto.




Este desenfreno cinematográfico ha tenido lugar en Lugo durante el primer fin de semana de Abril, poniendo a prueba toda la creatividad y la capacidad de improvisación de los 12 equipos inscritos.
¿Cómo conseguimos que los participantes no hayan adelantado de antemano y no dejarlo todo para un par de días? Pues la maquiavélica mente de Bruno Máez, ideó un plan para que poco o nada pudiera prepararse previamente. Los personajes que deberían aparecer en la historia, así como los objetos que deberían mostrarse en ella con cierto peso específico, no fueron desvelados hasta la misma presentación del acto (que retransmitimos en directo por nuestras redes sociales). Y mediante un sorteo (bingo incluido), se asignó a cada grupo participante el género cinematográfico en el que debían rodar la historia. A partir de ahí, carreras, lluvia de ideas, mucho café y poca indecisión.

La implicación de instituciones como el Concello de Lugo o la Universidad de Santiago de Compostela ha permitido dotar a la iniciativa de un soporte organizativo nada desdeñable, así como premios en metálico y la emisión de los cortos ganadores en la Semana de Cine de Autor. Si el tiempo lo permite, los premiados se darán a conocer en un acto en el que se proyectarán todos los cortos participantes en la Plaza de Santa María, el corazón histórico de la ciudad y donde por supuesto no podremos faltar.

 De aquí a entonces, os daremos a conocer a algunos de estos equipos de osados cineastas que tuvimos a bien molestar mientras trabajaban a contrarreloj, intentando con sobrada ilusión e inventiva crear desde la nada, hasta la definición de un soporte digital nada menos que un cortometraje. Todo ello en el tiempo que el común de los mortales usamos para desconectar de una semana de trabajo.


                                     "Cuchichans", derrochando amabilidad y buen humor

"Qrusha", en pleno proceso de tormenta de ideas ¿Con qué nos sorprenderán?

"Zihuatanejo" unas buenas explicaciones y una muestra de rodaje


7SENTIDXS, en un terrorífico rodaje



No hay comentarios:

Publicar un comentario