23 de mayo de 2017

Alien: Covenant. Come, que estás creciendo.

Forma parte de una liturgia cada vez que se revisa un clásico: que se alcen las voces, que se enciendan todas las alarmas, y que una marabunta de fanáticos se rasguen las vestiduras. Y si a eso le añadimos la animadversión que suele despertar Ridley Scott entre los críticos, es mejor que nos acerquemos a ver Alien: Covenant sin hacer demasiado caso de las críticas (salvo esta, por supuesto), que ya somos mayores para sacar nuestras propias conclusiones, y en todo caso después de haberla disfrutado/denostado.

Cuesta saber porqué Ridley Scott tiene tiene tantos detractores siendo responsable de enormes títulos. Puede ser el típico caso de director que ha sido víctima de su propio éxito. Su ópera prima Los Duelistas (1977), es una obra redonda de visionado imprescindible. Después llegaron Alien: el octavo pasajero (1979) y Blade Runner (1982) (la secuela de esta última es esperada con igual dosis de expectación como recelo). El cine de ciencia ficción había sido reinventado por completo, como hicieran Kubrick o Lucas. Pero a diferencia de ellos, Ridley Scott nunca contó con una legión de periodistas incondicionales. Quizá no se le perdonaron sus orígenes como publicista de éxito, o que su cine fuera accesible y sus estrenos se contaran por éxitos comerciales. El caso es que siempre hubo un sector de la crítica esperando el próximo fracaso del señor Scott, aunque para ello tengan que obviar sus virtudes, cosa imperdonable en un crítico.



Alien: Covenant es una secuela tanto de Alien: el octavo pasajero como de Prometheus (2012). Esto se consigue siguiendo la misma línea estética y de tono de Prometheus, pero aderezada con no pocas escenas de casquería que nos recuerdan al primer alien. Visualmente se trata de una película impecable, como todas las del realizador británico. Del guión... es significativo decir que lo más interesante es la escena inicial, en la que Guy Pierce tiene una conversación con el androide Michael Fassbender, en la que en apenas unas frases pone patas arriba el concepto milenario  de demiurgo, con unas implicaciones que le habrían llevado a la hoguera hace unos pocos siglos. Y hablando de Michael Fassbender, seguramente lo mejor del film. Él tiene dos personajes, y por separado ya son los más interesante del reparto. El resto de la tripulación no está a la altura de sus predecesoras. Es cierto que la teniente Ripley no admite comparaciones, pero Noomi Rapace construyó una memorable Elisabeth Shaw en Prometheus ... y no podemos decir lo mismo de Katherin Waterston ni de ninguno de sus compañeros.

Después del visionado se quedan grabados en la retina un buen puñado de fotogramas impactantes, algunos por su fuerza evocadora, por su exquisito diseño, otros por pura conmoción visceral. Pero también nos llevamos emociones encontradas. Quizás su origen está en que Alien nació como un blockbuster ochentero con una factura impecable, pero con vocación de entretener y asustar y no la de fundar una franquicia. Aguantó con muy buena salud la revisión que hizo James Cameron, pero es a la hora de extender el universo alien, de proporcionarle unos argumentos transcendentales y hasta metafísicos (que sí admite por ejemplo, Blade Runner), cuando el conjunto se presenta algo irregular.

Es criterio de cada uno ir a verla exigiendo el impacto de la primera, pero es fácil salir decepcionado. Tiene más del alien original que su predecesora Prometheus  y por supuesto que las mediocres secuelas después de Cameron. Pero sea como fuere, se recomienda dejar las palomitas a la entrada, no sea que se nos revuelva el estómago, como al bueno de John Hurt.



Ficha de la película:

Título original: Alien: Covenant
Año: 2017
Duración: 123 min.
País: Estados Unidos Estados Unidos
Director: Ridley Scott
Guion: John Logan, Dante Harper (Historia: Jack Paglen, Michael Green)
Música: Jed Kurzel
Fotografía: Dariusz Wolski
Reparto: Michael Fassbender,  Katherine Waterston,  Billy Crudup,  Demián Bichir, Danny McBride,  Carmen Ejogo,  Jussie Smollett,  Amy Seimetz,  Callie Hernandez, Benjamin Rigby,  Alexander England,  Uli Latukefu,  Tess Haubrich,  Guy Pearce, Noomi Rapace,  James Franco
Productora: Twentieth Century Fox Film Corporation / Scott Free Productions / Brandywine Productions
Género: Ciencia ficción. Terror | Extraterrestres. Aventura espacial. Secuela
Grupos: Saga Alien Novedad
Sinopsis:
Rumbo a un remoto planeta al otro lado de la galaxia, la tripulación de la nave colonial 'Covenant' descubre lo que creen que es un paraíso inexplorado, y que resulta ser un mundo oscuro y hostil. Secuela de "Prometheus" (2012). (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario