11 de junio de 2017

Adam West. Lo siento Christian Bale, él siempre será Batman.


Esta madrugada nos dejaba Adam West (1928-2017), el inolvidable Batman que encarnó al superhéroe allá por los años 60, pero recordado y respetado por todo el universo fan hasta nuestros días.

Son suyos los planos de fachadas tumbadas en el suelo por las que se caminaba tirando de una cuerda, las escenas de luchas rematadas por unas onomatopeyas impronunciables para el castellano, los trajes ajustados para aquella época pero que hoy nos parecen pijamas...

Pero también echamos de menos los cuerpos normales (hoy llamados fofisanos), los planos en los que todo lo que aparecía en pantalla estaba ahí, y muy especialmente las tramas más simples, los héroes no-atormentados por crisis de identidad. El Batman y Robin de West estaba más cerca de Triton-Man y el Chico Percebe que del Batman de Ben Affleck y demás, donde el ritmo de las historias se sumerge en el barroquismo y oscuridad de quien tiene que fingir vender un producto de pretendida densidad intelectual.

Sirva como nuestro particular homenaje a nuestro querido Adam West un bat-tour por todas las películas (oficiales) que nos ha dejado el misterioso hombre murciélago ¿nos acompañas?




Batman La Película (Leslie H. Martinson, 1966) El único largo interpretado por Adam West. Jocker y el Pingüino intentan dominar el mundo mediante un gigantesco deshidratador...menos es más. Como curiosidad, en España no se estrenó hasta el año 1979 ¿incomodarían a alguien el tamaño de los calzones de Robin?


Batman (Tim Burton, 1989) Antes del desembarco Marvel, las superproducciones de superhéroes eran patrimonio del universo DC. Esta fue una apuesta fuerte de la Warner por llevar a la gran pantalla a Batman sin escatimar en medios. Contaron con un Tim Burton en el momento más prometedor de su carrera, con un villano (Jack Nicholson) y una compañera (Kim Bassinger) primeros espadas en aquel momento. Puede presumir incluso de mostrar el batmóvil mejor diseñado nunca. Más discutida fue la elección del protagonista... Michael Keaton no era ni de lejos el prototipo de héroe de acción, y la película se quedó a un pequeño paso de cumplir sus expectativas. Afortunadamente el tiempo ha terminado por disipar sobre la película y el propio Michael Keaton toda sombra de duda.


Batman Vuelve (Tim Burton, 1992) En mi opinión personal, esta es la mejor película de superhéroes anterior Cristopher Nolan. Warner mostró valentía al dejar manejar a su antojo, por segunda vez a un director tan personal como Tim Burton un juguete tan caro como Batman. Aunque puede que los resultados comerciales se resintieran por ello, el tono siniestro y la crudeza del espléndido Danny deVito eran hasta entonces algo ajeno a este tipo de cine. Por si fuera poco, Michelle Pfeiffer también sorprendió a propios y extraños como Catwoman. Toda la creatividad de Burton llevada al más oscuro rincón de su subconsciente.


Batman Forever (Joel Schumacher 1995) La filosofía se mantuvo: presupuestos desorbitados y los rostros más visibles del momento para ellos y ellas. Pero Scumacher no es Burton (aunque no hay que olvidar que fue el responsable de Jóvenes Ocultos), y la serie comenzó a tomar una preocupante deriva hacia un rumbo que desgraciadamente, no había hecho más que comenzar.


Batman y Robin (Joel Schumacher, 1997) Si Batman Forever era una película mediocre en comparación con las de Tim Burton, la siguiente no hizo sino profundizar en todos sus defectos y olvidar sus pocas virtudes. Su estética era una auténtica locura fluorescente, pero de esas que te levantan dolor de cabeza en lugar de dejarte con la boca abierta. Tiene el dudoso honor de competir no solo por la peor película de Batman, sino como una de las peores rodadas nunca. El sueldo de Arnold Schwarzenegger fue estratosférico, las carreras de George Clooney y Uma Thurman estaban tan consolidadas que pronto olvidaron el desastre. Otros como Chris Odonell y Alicia Silverstone no tuvieron tanta suerte y nunca se repusieron.


Batman Begins (Cristopher Nolan 2005) Tuvieron que pasar 7 años para que alguien se atreviera con un nuevo Batman. El título era toda una declaración de intenciones. Comenzamos de nuevo, desde el origen. Nuevas caras, nuevo tono, y un prometedor director británico llamado Cristopher Nolan. La película cumplió, sus elaborados personajes convencieron una cierto público, y se decidió dar luz verde a una segunda entrega...


El Caballero Oscuro (Cristopher Nolan 2008) Poco más se puede decir que no se haya dicho ya acerca de esta cinta. Que reinventó el cine de superhéroes, que fue aclamada por público y crítica a partes iguales, que Heath Ledger se llevó un merecido oscar a título póstumo... Todos habían tocado el cielo, desde el director hasta el reparto encabezado por Cristian Bale. El propio Michael Caine se encontraba de repente con una segunda edad de oro.


El Caballero Oscuro. La Leyenda Renace (Cristopher Nolan 2012). Cristopher Nolan decidió cerrar en lo más alto su aventura con Batman. El público temblaba ante la expectativa de tener que continuar con un éxito como su anterior entrega. Para ello contó con todo su equipo amén de Anne Hathaway, Marion Cotilliard y Tom Hardy. Superar El Caballero Oscuro era un empresa imposible, ése es su único pero (y quizá su excesivo metraje). Se trata de una digna conclusión a una trilogía brillante, desde luego si alguna entrega está algo por debajo de sus hermanas sería Batman Begins. Este cierre mantiene el tipo.


Batman vs Superman (Zack Snyder 2016). El visionario Zack Snyder tomó el relevo a modo coral de Cristopher Nolan en la particular réplica de DC a Vengadores de Marvel. Los rasgos de thriller existentes en Nolan desaparecen por completo sustituidos por los excesos (buenos y malos) de 300. La oscuridad se vuelve densa, como su ritmo, su argumento, la pesada armadura de Batman, y el impenetrable cuello hipertrofiado de Ben Affleck. Sus hallazgos visuales son evidentes, aunque tiene muchos puntos que aligerar y pulir. La primera entrega de Cristopher Nolan tampoco fue una obra maestra. Crucemos los dedos y esperemos que este murciélago, cada vez más siniestro, se guarde alguno de sus mejores trucos para escribir el guión...

In loving memory, Adam West

No hay comentarios:

Publicar un comentario