13 de junio de 2017

El cuento de la criada. Distopía futura que da pavor

Redonda. Como las barrigas de las embarazadas que surgen con cuentagotas. Esta serie es un “must-see” como dirían los modernos. Vamos, que hay que verla. El Cuento de la Criada es una serie de reciente emisión del canal HBO. Algunos no han dudado en calificarla como la serie del año. Tal vez, pero yo no me atrevería a tanto, existiendo otras joyas como las nuevas temporadas de House of Cards, Juego de Tronos y Westworld. Lo que sí es indiscutible es que estamos ante un producto de muy buena calidad y factura.

La serie está basada en un libro que hizo famosa a su autora, la canadiense Margaret Atwood, publicado en 1985. Cinco años después, tuvo una versión cinematográfica dirigida por Volker Schlöndorff, protagonizada por Natasha Richardson, Faye Dunaway y Robert Duvall; pero esta pasó sin pena ni gloria. Por fin, la serie actual le hace justicia, siempre con las limitaciones propias de las adaptaciones de los libros a la pantalla.




Una fotografía exquisita que se hace dueña de todos los planos y una historia aterradora que nos impide pestañear son los dos primeros ingredientes que destaco de esta serie. Como más abajo indica la ficha, en un futuro distópico no muy lejano, los EEUU se convierten en un país ultra-religioso, con comportamientos extremistas en cuanto a la influencia de la religión en la sociedad, el papel de la mujer se ve radicalmente reducido a una vagina que debe ser fecundada regularmente por su dueño, un hombre con gran poder social en ese nuevo entorno hostil y degradado.

En mi opinión, lo terrorífico no es la historia del futuro distópico, sino los constantes flashbacks que transcurren en el presente, en donde se cuentan cómo van desapareciendo parcelas de libertad y de derechos, como se van imponiendo costumbres injustas, como se van transformando tradiciones sin sentido en norma legal, etc. Uno no puede más que reflexionar sobre lo fácil que es que nuestro mundo, tal y como lo conocemos ahora, cambie de forma radical, casi de la noche a la mañana. Si no peleamos por el estado de derechos y libertades que disfrutamos, ya no para mejorarlos, sino para conservarlos, siempre aparecerá alguien que empiece a cercenar, sibilinamente, pedazos de ese preciado tesoro que disfrutamos, al menos en occidente.

Sí, en la serie la iconografía de los ultra-ortodoxos católicos es muy evidente, pero ese ambiente opresivo ya existe en otros países que fueron modernos y avanzados en el pasado, véase Irán o, muy lamentablemente, Siria. Y en otros la amenaza está presente, como Turquía y, recientemente, Qatar.

Hay que verla (la serie) para evitarla (su historia).

Tráiler de la serie:





Ficha de la serie:

Título original: The Handmaid's Tale (TV Series)
Año: 2017
Duración: 60 min.
País: Estados Unidos
Director: Reed Morano, Mike Barker, Kate Dennis, Floria Sigismondi, Kari Skogland
Guion: Bruce Miller, Ilene Chaiken (Novela: Margaret Atwood)
Música: Adam Taylor
Fotografía: Colin Watkinson
Reparto: Elisabeth Moss, Joseph Fiennes, Max Minghella, Yvonne Strahovski, Alexis Bledel, Jordana Blake, O.T. Fagbenle, Samira Wiley, Amanda Brugel, Edie Inksetter, Meghan Allen, Madeline Brewer, Jim Cummings, Simon Northwood, Ann Dowd, Gary 'Si-Jo' Foo, Grace Munro
Productora: Emitida por Hulu; MGM Television / Hulu
Género: Serie de TV. Ciencia ficción. Drama | Distopía
Grupos: Adaptaciones de Margaret Atwood Novedad
Sinopsis: Serie de TV (2017-Actualidad). En un futuro distópico donde se ha implantado una dictadura fundamentalista, una joven se ve forzada a vivir como una concubina para dar hijos a su señor. Tras el asesinato del presidente de los Estados Unidos y la mayoría del Congreso, se instaura en el país un régimen teocrático basado en los más estrictos valores puritanos. Los Estados Unidos de América desde ese momento pasan a ser conocidos como la República de Gilead. En esa nueva sociedad la mayor parte de los valores modernos quedan olvidados. La mujer pasa a un segundo plano, siendo única y exclusivamente un objeto cuyo valor está en sus ovarios, pues hay un problema de fertilidad en Gilead... Adaptación de la novela de Margaret Atwood. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario