26 de junio de 2017

La Momia. Añorando a Boris Karloff.


Una producción del tamaño de La Momia parte desde el comienzo con todo el poso legendario que le aportan los clásicos.

 El legado de Boris Karloff es un intangible que pone a tu producción directamente en el centro de atención. Pero, al igual que en un viejo sepulcro egipcio, se debe pagar un precio si no se accede a él con el debido respeto, y desde luego si las intenciones de son las de mercadear semejante legado con la única intención de convertirlo en oro, corremos el riesgo de sufrir la peor de las maldiciones: la que lleva a ver a decenas de ejecutivos de Universal Pictures tiñendo sus cuentas de números rojos. Cuando se retoma, se revisita (o como quiera que se llame ahora) a un clásico, hay unos rituales que nadie se puede saltar, da igual que te llames Howard Carter o Tom Cruise.

Y es que lo peor que le puede pasar a una película es no saber quién quiere ser, qué quiere contar, o a qué público se quiere dirigir.



El bueno de Tom Cruise tiene un nombre que pesa tanto (su trabajo le ha costado, es verdad), que marca el sentido de cualquier proyecto en el que esté involucrado. No hay tramas corales cuando hablamos de Cruise. Ya sea en solitario como "Jack Reacher", o con un equipo como en "Misón Imposible", la película gira en torno a él como en los tiempos de "Top Gun". La diferencia es que en los clásicos de terror que nos evoca el nombre de La Momia, el protagonista absoluto era Boris Karloff o Cristopher Lee impartiendo implacables venganzas bajo kilómetros de vendas. Nadie puede ser más chulo que la momia, ni siquiera Cruise. A no ser que en lugar de una película de terror, presentes una de aventuras para toda la familia, y te llames Brendan Fraser. Aquéllo era otro cantar, unas amables historias entre Alan Quatremain e Indiana Jones que dieron lugar a un par de buenos taquillazos.

Pero La Momia de Alex Kurtzman no es (o no quiere ser) eso. Coquetea demasiadas veces con el terror puro, sí. Las escenas en las que la momia se nos presenta como una incipiente masa de huesos y pellejos de movimientos sincopados, al más puro estilo del gran Harryhaussen, dan realmente grima. Y su séquito está formado por criaturas salidas del capítulo más enfermizo de The Walking Dead. Luego aparece Russel Crowe como responsable de un área ultrasecreta de investigación paranormal, con elementos tan sorprendentes y atractivos que dan para una película propia... Pero  llega Tom Cruise que manda más que Ramses II, y que no nos resulta tan simpático como Brendan Fraser, no tiene el carisma de Harrison Ford ... y ni rastro del trágico/romántico de Boris Karloff. A esto hay que sumarle que Annabella Wallis no es Rachel Weisz,  que la química con el protagonista es nula y por ende, comenzamos a tener dudas sobre el equipo al que queremos apoyar. Y es que nos cuesta encontrar razones por las que Cruise se empeña en irse con Anabella Wallis, una vez que la Momia comienza a rellenar de carne los inconclusos recovecos de su cuerpo serrano, y le invita a sentarse a su lado...

Porque si Boris Karloff levantara su vendada cabeza y se propusiera impartir cruel venganza por las afrentas artísticas cometidas, seguramente no dejara títere con cabeza salvo el bueno de Crowe, pero a buen seguro se quedaría con su huesuda mano tendida hacia el mejor hallazgo de la cinta, o sea Sofia Boutella, y entonces sí, marcharían juntos con sus cómicos andares, y nosotros les seguiríamos a los dos, ávidos por ver las aventuras que les esperaran. Y dejaríamos que Tom Cruise cabalgara por otro camino, sin echarle de menos en absoluto.


Ficha de la película:

Título original: The Mummy
Año: 2017
Duración: 105 min.
País: Estados Unidos
Director: Alex Kurtzman
Guion: David Koepp, Christopher McQuarrie, Dylan Kussman (Historia: Jon Spaihts, Alex Kurtzman, Jenny Lumet)
Música: Brian Tyler
Fotografía: Ben Seresin
Reparto: Tom Cruise,  Russell Crowe,  Annabelle Wallis,  Sofia Boutella,  Jake Johnson, Courtney B. Vance,  Marwan Kenzari,  Javier Botet,  Shina Shihoko Nagai, Solomon Taiwo Justified,  Emily Ng,  Jason Matthewson,  Dylan Smith,  Rez Kempton
Productora: K/O Paper Products / Sean Daniel Company / Universal Pictures
Género: Acción. Aventuras. Fantástico | Sobrenatural. Antiguo Egipto
Grupos: Dark Universe Novedad
Sinopsis:
A pesar de estar enterrada en una tumba en lo más profundo del desierto, una antigua princesa (Sofia Boutella) cuyo destino le fue arrebatado injustamente, se despierta en la época actual, trayendo consigo una maldición que ha crecido hasta límites insospechados con el paso de miles de años. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario