27 de junio de 2017

The Belko Experiment. ¡Sufre miserable empleado!

Estamos ante una nueva vuelta de tuerca del famoso “There can be only one” de los Inmortales (1986). La idea de encerrar a un grupo de personas y obligarles a que se maten unas a las otras hasta que solo quede uno cobra de nuevo plena vigencia y, a pesar de ser ya conocida, no deja de aportar entretenidos productos como el que aquí tenemos.

¿Y qué tenemos? Pues primero de todo a una empresa que debió ser inscrita en el registro mercantil por el mismo Satán. Belko Industries tiene un ojo como logotipo que ya augura que no deja nada al azar y que nada se le escapa. Empresa misteriosa y omnipresente que, sin embargo, permite algunas filtraciones de libertad dentro de sus paredes como es aquella pintada en los baños que proponía: “Belko puede comerme el coño”.



Por otro lado, trabajadores abnegados, resueltos a satisfacer los rigurosos estándares del prestigio que supone trabajar en una empresa estadounidense en un país latinoamericano. Trabajadores que no dudan en implantarse un extraño dispositivo en la cabeza para poder ser localizados si fueran secuestrados en dicho país. Ver para creer.

Así, tras una presentación inicial, que permite mascar la tensión, Belko se cierra a cal y canto, físicamente, se transforma en una gran jaula y somete a todas sus trabajadores a un macabro experimento en donde se pide que rasquen un poquito la capa de barniz de civilización que todos nos ponemos y que dejen salir a labestia que llevan/llevamos dentro.

¡Ala! Ya está el lío montado. La película es un producto ligero y entretenido, quizá algo simple en su planteamiento pero que cumple su función. Algunos alegan que podía haber aprovechado más la sátira para hacer crítica de las relaciones empleado-empleado o empleado-empresa pero tira por la vía del medio, haciendo buen uso de la casquería fina, la sangre, las vísceras y otros elementos que abren el apetito.

Ojo, la sinopsis de la ficha de Filmaffinity tiene diversas incorrecciones. Dice que trabajan en Sao Paulo, Brasil. No es correcto, están en Bogotá, Colombia. Esto, además, nos permite disfrutar de una banda sonora con alguna versión en castellano de grandes éxitos muy reconocibles.

Es un filme recomendable siempre que no tengáis problemas en vuestros puestos de trabajo, no vaya a ser que os dé alguna idea que otra.

Tráiler de la película:


 

Ficha de la película:

Título original: The Belko Experiment
Año: 2016
Duración: 88 min.
País: Estados Unidos
Director: Greg McLean
Guion: James Gunn
Música: Tyler Bates
Fotografía: Luis David Sansans
Reparto: Michael Rooker, Tony Goldwyn, Melonie Diaz, John Gallagher Jr., Sean Gunn
Productora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / The Safran Company
Género: Terror. Thriller
Grupos: Blumhouse Productions Novedad
Sinopsis: Un grupo de 83 americanos expatriados que trabajan en un edificio de Sao Paulo, Brasil, se ven atrapados en su lugar de trabajo mientras una voz les hace plantearse dudas morales sobre qué hacer en situaciones límites. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario