1 de agosto de 2017

Okja. Está claro que Netflix no es Mirando


Okja es un producto curioso, entretenido y agradable. Una historia con claros mensajes entre líneas. Un batiburrillo que dispara a todo y a todos: las mega empresas, el cambio climático, la crisis económica, las hambrunas, la comida basura, el maltrato animal, la corrupción política, hasta tiene referencias hacia el holocausto judío. Es una navaja suiza de quejas y denuncias. 

Vamos por partes, como pretenden hacer con sus protagonistas.



Netflix toma las riendas del cine con seguridad, aunque a algunos festivales de cine y directores les pese, y contando con interesantes directores como el caso del surcoreano Bong Joon-ho, nos trae una interesante película donde todo encaja salvo el ridículo papel de un desperdiciadísimo Jake Gyllenhaal. Aún me pregunto por qué participó en esta película.

Okja es un animal creado genéticamente, un animal “artificial” que está ideado para salvar la inmensa hambruna que el cambio climático ha provocado en extensas zonas del planeta. Es una especie de mega cerdo. Lo peculiar de Okja es que es el mayor mega cerdo que se ha producido, gracias a los cuidados naturales y cariñosos de un anciano y su nieta, que viven en plena armonía con el rural surcoreano. Sin embargo, el anciano oculta un terrible secreto a la niña. Okja tiene como destino engordar y crecer para servir de alimento como otros millones de mega cerdos en el planeta. La perseverancia de la nieta y con la ayuda de un alocado grupo defensor de los derechos de los animales darán la vuelta a la tortilla… o a la chuleta de mega cerdo.

Como decíamos, multitud de denuncias y de referencias a sucesos reales y tristes prácticas que se vienen haciendo desde la industrialización de la industria alimentaria, especialmente la cárnica. El director juega con imágenes de cerdos encerrados tras vallas similares a las del imaginario de los campos de concentración alemanes, inclusive, unos papás mega cerdos actúan de forma desesperada con sus crías, sabiendo cuál es el fin que les espera.

La empresa malvada y ruin que trata de alimentar al planeta y a su cuenta de beneficios recibe el curioso nombre de “Mirando” y provoca algunas de las denuncias veladas más sonadas como cuando en la película se dice que “Mirando está jodido” y se ve a toda su cúpula directiva atendiendo con temor a una pantalla, clara referencia a aquella fotografía de la cúpula de los EEUU en la operación para capturar a Bin Laden.

Como dijimos, Okja es una película interesante, da que pensar y cuenta con la genial, andrógina y siempre atrayente Tilda Swinton. Aún así, creo que seguiré comiendo solomillos. ¡Están tan ricos!

Tráiler de la película:


Ficha de la película:

Título original: Okja
Año: 2017
Duración: 118 min.
País: Corea del Sur
Director: Bong Joon-ho
Guion: Bong Joon-ho
Música: Jaeil Jung
Fotografía: Darius Khondji
Reparto: Ahn Seo Hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Devon Bostick, Lily Collins, Giancarlo Esposito, Steven Yeun, Byun Hee-bong, Shirley Henderson, Daniel Henshall, Je Moon, Choi Woo-sik
Productora: Lewis Pictures / Plan B Entertainment / Netflix / Kate Street Picture Company
Género: Fantástico. Aventuras. Drama | Amistad
Web oficial: https://www.netflix.com/title/80091936
Sinopsis: Durante 10 idílicos años, la pequeña Mija (An Seo Hyun) ha sido la cuidadora y compañera de Okja, un gigantesco cerdo, en su granja de las montañas en Corea del Sur. Pero todo cambiará cuando la gran multinacional familiar Mirando Corporation se intente llevar a Okja para llevarla a Nueva York, donde la narcisista y egocéntrica CEO Lucy Mirando (Tilda Swinton) tiene otros planes para la mejor amiga de Mija. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario