22 de noviembre de 2017

Fargo. La belleza de la locura por episodios

Fargo (1996), la película de los hermanos Cohen siempre brilló con luz propia. La genial combinación de asesinatos, paisajes helados y la peculiar idiosincrasia de sus personajes se transformaron en un cóctel exquisito que uno bebe de un trago ansioso y lamentando, posteriormente, que se acabase y que no haya más. Se acabó el batido de chocolate, el martini seco, la cerveza con limón, el café dulce… uno quiere más pero se acabó. C'est finí! … ¿O no?

¡Pues no! ¿Querías Fargo? Pues toma 7 tazas. Mejor dicho. ¡Toma 30 tazas! 30 tazas como los 30 episodios que componen las tres temporadas de la fantástica serie apadrinada por los hermanos Cohen aunque dirigida por multitud de directores que han sabido respetar la esencia de la película.


Fargo, la serie, es un ejercicio de historia, intriga y fotografía espectaculares. La primera temporada versiona lo acontecido en la película, la segunda temporada se retrotrae a 1979 a contarnos lo que pasa en un evento, Sioux Falls, que apenas se menciona un par de veces en la primera temporada y la tercera temporada se traslada casi a la actualidad, al año 2006, para demostrar que la locura, la desesperación y el asesinato no tienen fecha de caducidad y que los genios malvados, los errores fatales y los malentendidos pueden ser un perfecto e hilarante cauce para poner en práctica los más bajos instintos.

Se puede identificar la importancia que va alcanzando la serie por la talla de los actores que van participando en ella. Sin desmerecer a otros nombres menos conocidos cuya aportación es esencial por Fargo se han pasado Martin Freeman, Kirsten Dunst, Patrick Wilson, Ewan McGRegor, Billy Bob Thornton, Ted Danson, Jesse Plemons, etc. Pero insisto en que otros personajes y actores (genial el despiadado sicario sordomudo interpretado por Russell Harvard) adquieren igual o mayor protagonismo e importancia en la historia de Fargo sin ser tan reconocibles que aquellos que menciono.

Fargo es un espectáculo visual: sus secuencias “2D” con el horizonte en el primer tercio inferior de la pantalla y sus vehículos desplazándose en un perfecto lateral me hipnotizan. Sus verticalísimos planos cenitales me emborrachan y sus acciones simultaneas en una misma escena me divierten sobremanera.

Fargo es desorientación y engaño. Y digo esto no sólo por la historia que cuenta, en donde ya no se sabe quién es víctima y quién es verdugo. Aquí los tonos de grises adquieren toda su importancia y no sólo por la nieve y el hielo casi perpetuos. Las tramas se hacen y deshacen con una rapidez inusitada y el ritmo cambia más que los precios. Sobretodo, lo digo por algo con lo que no acabo de acostumbrarme y es el hecho de que en todos y cada uno de los episodios siempre digan que la historia está basada en hechos reales, que por respeto a los vivos se han cambiado los nombres y que por respeto a los muertos se cuentan las cosas tal cual sucedieron. Al principio me creí eso a pies juntillas pero tras el visionado de varios episodios empecé a preguntarme si eso realmente era posible, especialmente si uno ve el primer episodio de la segunda temporada. (me morderé la lengua para evitar el destripe). Así que me puse a indagar en el asunto y mi gozo en un pozo.

Al parecer, más gente se preguntó si efectivamente esos asesinatos y demás actos brutales habían pasado en Fargo y alrededores. Recordemos que Fargo es una localidad real del estado de Dakota del Norte en los EEUU. A los Cohen se les hizo la misma pregunta varias veces en diversos eventos públicos y siempre responden con evasivas e incluso con risas veladas. Incluso un jefe de policía de la zona llegó a investigar si en años anteriores hubo acontecimientos que coincidiesen con los descritos en la película y en la serie y, aunque había cosas que podían coincidir mínimamente, no tenían la intensidad de la obra de ficción.

Lo que sí pretendían los hermanos Cohen es reflejar un peculiar segmento de la sociedad americana, la gente de los estados de Minnesota, Dakota del Norte, etc. lugares que conocían de su juventud, en donde se criaron y que tienen un peculiar sentido de la vida así como una forma de hablar muy característica (de hecho, el actor Martin Freeman de la primera temporada se fue semanas antes de rodar para hacerse con el acento y los modos de los habitantes locales). Según los Cohen, es gente muy educada, que vive reprimida en pequeños habitáculos, con desplazamientos limitados debido a que están rodeados por una nieve constante, eso hace que sean muy comedidos en sus relaciones con los demás porque no tienen mucho espacio y cualquier chispa puede acabar en una reacción en cadena. Curioso, al menos.

Así las cosas, y con una seria duda sobre las afirmaciones de que eran hechos reales, recientemente me encuentro una noticia en el periódico que una joven habitante de Fargo que estaba en avanzado estado de gestación es encontrada muerta al lado de un río y sin su bebé. Este apareció vivo, en casa de una vecina de la asesinada quien, supuestamente, esperó hasta que el embarazo estaba llegando a su fin para matar a la chica y quitarle el bebé. (Puede verse la noticia aquí http://www.huffingtonpost.es/2017/08/29/encuentran-el-cadaver-de-una-embarazada-en-el-rio-y-al-bebe-en-casa-de-sus-vecinos_a_23189816/ )

Fargo en estado puro.

Será o no será verdad. Fargo será una ciudad sin ley o una cuna de genios y villanos, ambos maravillosos. Sea lo que sea, sí es cierto que Fargo es una serie que cunde, que llena, que enriquece, que entretiene, engancha y que divierte.

Fargo es lo que somos si se nos quita el barniz de civilización que todos llevamos encima, como diría Maki Navaja el último “choriso”.

Fargo es cine. Fargo es televisión. Fargo es y siempre será, Fargo.

Tráiler de la serie:


Ficha de la serie:

Título original: Fargo (TV Series)
Año: 2014
Duración: 60 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Noah Hawley (Creator), Adam Bernstein, Randall Einhorn, Colin Bucksey, Scott Winant, Matt Shakman
Guion: Noah Hawley
Música: Jeff Russo
Fotografía: Dana Gonzales, Matthew J. Lloyd
Reparto: Billy Bob Thornton, Martin Freeman, Allison Tolman, Colin Hanks, Oliver Platt, Bob Odenkirk, Adam Goldberg, Russell Harvard, Joshua Close, Joey King, Keith Carradine, Kate Walsh, Rachel Blanchard, Jordan Peele, Keegan-Michael Key, Susan Park, Gary Valentine, Glenn Howerton, Tom Musgrave, Barry Flatman, Julie Ann Emery, Peter Breitmayer
Productora: FX Productions / MGM Television
Género: Serie de TV. Thriller. Drama. Comedia | Crimen. Policíaco. Comedia negra
Sinopsis: Serie de TV de 10 episodios (2014). Lester Nygaard (Martin Freeman), un apocado vendedor de seguros de una pequeña población de Minnesota, ve cómo su mundo cambia por completo con la llegada de un misterioso y salvaje desconocido (Billy Bob Thornton). Serie basada en la película homónima de los hermanos Coen, aunque presenta personajes diferentes y se ambienta en 2006. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario