12 de noviembre de 2017

Thor: Ragnarok. Colorido, frescura, y una banda sonora de locura.

No vamos a hacer una crítica al uso. Redactar un comentario sobre otra película (más) del universo Marvel o DC pude resultar una tarea tediosa tanto para el que lee como para el que escribe. Es fácil, sin embargo hablar de la película que nos ocupa, y hacerlo sin spoilers simplemente haciendo referencia a todo lo que diferencia a "Thor: Rgnarok" de todas las demás, no solo de sus dos predecesoras sino de las producciones de super héroes en general.

Para ponernos en antecedentes, la franquicia nació con "Thor" (Kenneth Branagh, 2011) como una pieza más del universo Marvel que comenzaba a ordenarse de manera más o menos compleja. Su ilustre director suponemos que no habrá tenido mucho margen de maniobra para demostrar su formación clásica y dramática, pero ahí quedan sus 15 primeros minutos, desarrollados en Asgard y que son una excelente aproximación a la mitología nórdica. Si bien el pulso no se mantiene durante el resto de la película, está claramente por encima de "Thor: El Mundo Oscuro "(Alan Taylos, 2013). La serie se había embarcado en esa corriente de acontecimientos tan previsible que impera en la narrativa actual del cine comercial. Y es que una saga tiene por fuerza que ser en sus entregas, cada vez más grande, cada vez más oscura y compleja, y perder de forma obligada toda su frescura y originalidad.




Este es el elemento diferencial de "Thor: Ragnarok." No nos llevemos a engaño, es una película de aventuras, superhéroes, Marvel... No una historia sesuda y densa (para eso ya os recomendamos películas como "En Cuerpo y Alma"), sin que esto sea en absoluto algo negativo. En este caso alguien ha debido pensar que una película de Thor no debía ir mutando hasta convertirse en "El Silmarillion", sus personajes verse sometidos a decisiones cada vez más dramáticas y su tono descender a la penumbra para no perder al público adulto. El giro copernicano se da en dirección a la luz, al colorido (a la comedia me parece excesivo), pero quien quiera ver una densa historia acerca de problemas existenciales de personajes con capa y superpoderes, es mejor que elijan otra opción o que vean otra vez los Batman de Nolan.

Aquí los diálogos más interesantes los tiene Thor con Hulk, pero en el modo verde, no con el aburrido Dr. Banner. Ya os imaginaréis la carga intelectual de las conversaciones, y se agradece enormemente esa brutal honestidad. La pompa y el protocolo han abandonado incluso Asgard, convirtiéndolos en una versión divertida de la decadencia del Imperio Romano, pero exenta de tono trágico. El director Taika Waititi, hace suya la herencia más notable de Kenneth Branagh (además de la mencionada recreación de Asgard), hablamos de un acertado reparto en el que además de un desenfadado Chris Hemswort, volvemos a disfrutar de Tom Hiddlestone y de un espléndido Idris Elba, esta vez con un rol mucho más jugoso. Y como némesis de todos ellos, una de las grandes actrices de nuestro tiempo actuando como suelen, cuando les ofrecen un papel en los que se gustan y se divierten a partes iguales. Radiante (en su negro riguroso) Cate Blanchett, debe tener el mismo preparador físico que Vladimir Putin, nos deja una imagen icónica y con una maldad meridiana, como buena villana Marvel.

Pero si de algo es deudora "Thor: Ragnarok" para poder presumir de ese tono fresco y colorista, sin desmerecer a su reparto, es un verdadero ingrediente X , y esperemos que haya llegado para quedarse. No se ve, pero cuando está presente nos marca de forma radical el carácter de cada escena. Nos referimos, por supuesto, a la banda sonora. Era algo notorio en el debe de Marvel, que tras una década de dominio absoluto en el género, esa supremacía no se extendía en absoluto al plano musical. Cuando los Williams, Zimmer y compañía consiguieron aportar a sus sagas unos acordes  reconocibles en segundos, la cosecha de Marvel era tan exigua que lo único que recordamos de ella son los temas de AC/DC que sonaban en Iron Man. Al cínico héroe del traje metálico le sientan como un guante (metálico) los acordes de la guitarra de Angus Young, pero como aportación creativa al cine, su valor evidentemente es nulo. Las razones pueden ser varias, pero habiendo escuchado opiniones profesionales, las bandas sonoras de Marvel carecían en absoluto de personalidad, transgresión, y eran con frecuencia un previsible catálogo de arreglos musicales estandarizados para situaciones concretas. Facilmente pueden intercambiarse entre ellas y apenas notaríamos la diferencia de escuchar la música de Spider Man en otra saga de superhéroes.

El efecto de la música de Mark Mothersbauhg es traumático. Recuerdo algo parecido en "Lady Halcon" (Richard Donner, 1985) donde irrumpía una banda sonora inesperada firmada por Alan Parsons. Pero en aquella ocasión los sintetizadores ochenteros casi consiguen arruinar la cinta y distraernos de Rutger Hauer y Michelle Pfeiffer. No es el caso. De todos los riesgos tomados en la tercera entrega de Thor, la banda sonora puede ser el más extremo, y es un oasis entre la anodina producción musical de la factoría de super héroes. Las escenas de épica medieval se acompañan y enriquecen con unos temas brutales en los que encontramos señales de Daft Punk, pasando por Vangelis o incluso Muse zarandeados por arreglos... ¿DJ? Una locura. Claro que se añade también el clásico de Led Zeppelin "Inmigrant Song", que a mi opinión es del todo innecesario dada la fuera de los temas de la banda sonora firmada por Mark Mothersbaugh.

Debo confesar que salí del cine con una sensación de desconcierto ante lo que acababa de escuchar. No sabía aún si me agradaba o la odiaba, lo único cierto era que no podía dejar de oírla en mi cabeza. Y aún ando en ello, solo que ahora sé que será la próxima BSO que me compre después de años.

Solemos tener por costumbre terminar el comentarios de una película con el trailer promocional. Pero como seguro que estáis saturados de imágenes de Chris Hemsworth y su amigo verde, os dejo el pedazo de tema brutal que se marca el inigualable Jeff Goldblum. Subid el volumen, poneos los auriculares, pero ADVIERTO, puede que después no consigáis quitárosla de la cabeza.


Ficha de la película:

Título original: Thor: Ragnarok
Año: 2017
Duración: 130 min.
País: Estados Unidos
Director: Taika Waititi
Guion: Eric Pearson, Craig Kyle, Christopher Yost (Cómic: Stan Lee, Larry Lieber, Jack Kirby)
Música: Mark Mothersbaugh
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Reparto: Chris Hemsworth,  Tom Hiddleston,  Cate Blanchett,  Anthony Hopkins,  Mark Ruffalo, Tessa Thompson,  Benedict Cumberbatch,  Idris Elba,  Jeff Goldblum, Jaimie Alexander,  Sam Neill,  Ray Stevenson,  Tadanobu Asano,  Taika Waititi, Karl Urban,  Stan Lee,  Rob Mayes
Productora: Marvel Entertainment / Marvel Studios / Walt Disney Pictures
Género: Fantástico. Acción. Aventuras. Comedia | Superhéroes. Cómic. Marvel Comics. Secuela. 3-D
Grupos: Marvel Cinematic Universe | Hulk | Thor Novedad
Sinopsis:
Thor está preso al otro lado del universo sin su poderoso martillo y se enfrenta a una carrera contra el tiempo. Su objetivo es volver a Asgard y parar el Ragnarok porque significaría la destrucción de su planeta natal y el fin de la civilización Asgardiana a manos de una todopoderosa y nueva amenaza, la implacable Hela. Pero, primero deberá sobrevivir a una competición letal de gladiadores que lo enfrentará a su aliado y compañero en los Vengadores, ¡el Increíble Hulk!. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario