18 de marzo de 2018

Asesinato en el Orient Express. El gusto por lo clásico.

Por sus numerosas nominaciones a los Oscar tenía pensado escribirles algo sobre “El hilo invisible”  o “La forma del agua”, pero aunque sin duda ambas son grandes películas, la primera me produjo excesiva somnolencia y la segunda fue demasiado extravagante para mi trasnochado gusto (por cierto, segunda película del año con sexo entre humanos y peces humanoides tras “La piel fría”, para que luego no digan que el mundo se está volviendo definitivamente loco), así que he preferido centrarme en la última obra de Kenneth Branagh, quizá sin tantas pretensiones artísticas pero, al menos para un servidor, más bonita, efectiva y desde luego bastante más entretenida que las otras dos antes mencionadas.

Reconozco que desde niño siempre me han gustado las adaptaciones cinematográficas de las novelas de Agatha Christie, lo cual me hace predisponer a su favor, aun así creo que nos encontramos ante un notable trabajo que en cierto modo revitaliza el libro de la gran escritora inglesa y que, han reconocido los productores, si tiene éxito comercial podría tener futuras continuaciones.

Por un lado Michael Green ha creado un robusto guión donde la trama y los presuntos culpables se van sucediendo con orden y concierto, haciendo bastante accesibles las pesquisas de Poirot entre la proliferación de tanto sospechoso. El mítico detective está muy bien interpretado por Kenneth Branagh, y aunque en principio se hace algo pretencioso y recargado poco a poco descubriremos un personaje más humano, frágil y cercano a lo que nos tenía acostumbrado otras adaptaciones. Un gran acierto, a mi entender.




El resto del variado y prestigioso reparto creo que cumple a la perfección, cierto que hay algunas actuaciones exageradas y casi maniqueas como la de Johnny Depp, pero que al menos a mí no me desentonan e incluso creo que se adaptan bien a este tipo de historia con personajes muy definidos que en algunos casos rozan la extravagancia. También me gustó el papel que interpreta Penélope Cruz, que demuestra su innegable capacidad camaleónica.

Por otro lado, en su rol de dirección el mismo Branagh ha realizado un ambicioso y meticuloso trabajo. Sabiendo que se encontraba ante una historia teatral que se desarrolla básicamente en un vagón de tren, realiza una variada y arriesgada sucesión de travellings, planos cenitales y certeros movimientos de cámara que imprimirán mayor ritmo y dinamismo a la historia. Las escenas exteriores al tren si bien son de gran belleza sí pecan en algún momento de excesiva artificiosidad debido a los retoques digitales;  también hay alguna escena de acción (inevitable hoy en día) metida con calzador que quizá sobraba aunque tampoco perjudica el resultado final.

Respecto a la conclusión y resolución del crimen tiene la intensidad, épica e incertidumbre que requería este momento dejándonos un excelente sabor de boca final y una cierta añoranza de ese cine clásico y elegante donde conviven de forma harmoniosa el humor, el drama y la tragedia y los peces solo inspiran la lujuria de (afortunadamente) otros peces.

Por Antonio Amaro www.elmisantropofeliz.es


Ficha de la película:

Título original: Murder on the Orient Express
Año: 2017
Duración: 116 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Kenneth Branagh
Guion: Michael Green (Novela: Agatha Christie)
Música: Patrick Doyle
Fotografía: Haris Zambarloukos
Reparto: Kenneth Branagh,  Penélope Cruz,  Willem Dafoe,  Judi Dench,  Johnny Depp, Michelle Pfeiffer,  Daisy Ridley,  Josh Gad,  Tom Bateman,  Derek Jacobi, Manuel García-Rulfo,  Leslie Odom Jr.,  Lucy Boynton,  Sergei Polunin,  Olivia Colman, Miranda Raison,  Chico Kenzari,  Ziad Abaza
Productora: Coproducción Estados Unidos-Malta; 20th Century Fox / Scott Free Films / Genre Films / Latina Pictures / The Mark Gordon Company
Género: Intriga. Drama | Crimen. Trenes/Metros
Grupos: Adaptaciones de Agatha Christie | Hércules Poirot Novedad
Sinopsis:
Durante un viaje en el legendario tren Orient Express, el detective belga Hercules Poirot investiga un asesinato cometido en el trayecto, y a resultas del cual todos los pasajeros del tren son sospechosos del mismo. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario