27 de junio de 2018

Sherlock Gnomes. Elemental Querido Gnomo

Una secuela de aventuras que nace desde esa historia de amor anterior, y que se desarrolla en un “nuevo jardín en el que se mete” uno de los directores de Kung-Fu Panda, y con él las figuras de porcelana en plena efervescencia. Todo está ya muy masticado, lo que ha dejado todo más cómodo y fácil para esta segunda oportunidad.

La dificultad, si acaso, residía en ahondar y hacer creíble la nueva historia, en la que ahora además de darle forma a una relación de pareja de enamorados con el reto de por medio con una misión de rescate, se les une una nueva pareja (Sherlock y Dr. Watson) de protagonistas, quienes están jugando en casa (Londres). En mi opinión, tanto los nuevos personajes, como el escenario en el que se mueven, junto con esa misión que han de superar (en lucha con el villano que no es otro que el enemigo de Sherlock de toda la vida), pues todo eso aparta un poco a la pareja de tortolitos, que tan sólo sirven de puente para esta nueva historia cómica y de aventuras.



Desde el punto de vista del ritmo del largometraje, no hay descanso, algo que agradecerán los más peques, quienes tan sólo disfrutarán de unas figuras divertidas con una música de fondo que la hace más trepidante (sin duda un acierto) sin entender quizás el milagro animado de salir de una vida estática cuando hay humanos “también animados” cerca, e igualmente sin tener mucha idea de por qué en la historia ahora está Sherlock y compañía cuando antes estaba Julieta y la suya ... para esos peques lo bueno es la aventura, las alegrías, los golpes y las risas. Y ¡cómo no!, la eterna moraleja del triunfo del bien sobre lo que está mal.

Y hablando de hacer las cosas mal, pues en el lado negativo de este mundo de la animación sabemos que eso implica aprovechar movimientos y personajes, calibraciones de colores y gestos, etc. que ya están en un disco duro, lo que hará que quizás más historias salgan de estas figuras de porcelana, lo que indefectiblemente conduce a un asentamiento de la creatividad y de la originalidad. Algo que no es propiedad de estas cabezas pequeñas y algo sucede claramente con otras secuelas, algo que aunque no parezca así (porque los niños disfrutan igual) no estimula “ni anima” demasiado.
Háganme un favor, disfrútenla como merece – y no le den tantas vueltas como Sherlock Holmes a todo - y ya puestos, quédense a ver los títulos de crédito  (no les van a cobrar más por ello), disfrutarán de una banda sonora que esconde ni más ni menos que al mismísimo Elton John (si es que no han identificado antes ya algunas canciones) - que además es co-productor de la película - con las adaptaciones realizadas para estos gnomos de porcelana, mientras disfrutan también de la creatividad en las letras finales (los más peques seguirán viendo dibujos o bailarán por la sala) y amortizarán el importe de la entrada si lo que desean es verla “entera” para escuchar la frase final que le dedica Moriarty a Sherlock, lupa en mano …

Por Ricardo Fernández Mora

Tráiler de la película



Ficha de la película
Título original: Gnomeo & Juliet: Sherlock Gnomes
Año: 2018
Duración: 86 min.
País: Estados Unidos
Dirección: John Stevenson
Guion: Kevin Cecil, Andy Riley, Richard Sweren, Ben Zazove
Música: Elton John, Chris Bacon
Fotografía: Animation
Reparto: Animation
Productora: MGM / Paramount Animation / Rocket Pictures
Género: Animación. Fantástico. Infantil | Muñecos. Secuela
Sinopsis: Los famosos gnomos de jardín Gnomeo y Julieta contratan a un mundialmente conocido detective: Sherlock Gnomes, para investigar la misteriosa desaparición de algunos ornamentos del jardín. (Fuente: FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario