Sub-CAMPEONES

Esa es la gran verdad y el enorme y maravilloso corolario que esconde este estupendo filme de Javier Fesser, con muchos de sus sellos inequívocos como el magnífico director/creador que conocemos. Es por tanto que la creatividad así como el dinamismo están perfectamente asegurados. Si bien, en esta ocasión, el recurso ilusorio o extravagante de muchas otras oportunidades anteriores, pasa a ser en esta cinta de lo más Natural y Verdadero.



Un argumento lleno de emociones y situaciones contrapuestas. De un lado un protagonista venido a entrenador de “segundo nivel” que pasa a un nivel más bajo aún dada su grosería y aspereza de inicio, con las que llena y rodea su vida cotidiana, laboral y personal, y en el otro extremo - al que se verá reconducido por una decisión legal -, el encontrar la ternura y la naturalidad por parte de sus nuevos nueve jugadores (+ una mosca “cojonera”), “Amigos” quienes poseedores de una incapacidad intelectual aparente y física evidente, no sólo reconducen esas tres vidas de su entrenador sino que son capaces de elevar su propio nivel como personas y como deportistas, expandiendo su cariño por nuevos horizontes, con la sencillez y la humildad como sus nuevos colores a defender, rojo o azul.

Las risas y quizás los llantos salidos de las risas, como desconsuelo y emoción a partes iguales también se encuentran entre esas situaciones confrontadas en todo momento, aunque quizás cobren más sentido en una película que siendo ficción nos conducen a una realidad inevitable. Eso es así, a lo largo y ancho de muchas de las situaciones que nos encontraremos en la película, pasando por la breve descripción de la asombrosa vida cotidiana de cada uno de los jugadores, así como de su modo de entender esa nueva etapa – llena de objetivos y metas - llegada a sus vidas, en un lugar de entrenamiento a todas luces lejos del presupuesto y cuidado de las entidades y autoridades encargadas de ello.

Además de un serio Gutiérrez, cobran lugar especial - aún siendo en plano más distante en lo interpretativo - tanto la paciencia, devoción y cariño de Athenea Mata como la de Luisa Gavasa (como esposa y madre) como la de un magnífico - aparentemente irónico y despistado pero sagaz - Juan Margallo.

No obstante lo que cubre la gran pantalla de esa verdad de ficción, es la actitud e interpretación fabulosa de perfectos desconocidos o ”marcianitos peculiares” (como les ha llamado Luis Manso), salidos de un casting previo de más de 560 personas, que llenos de habilidades interpretativas y recursos al natural, de paciencia y entrega infinitas, ansían recibir tan sólo una aplauso o una sonrisa de aprobación como recompensa para llenar sus corazones … bien por ser capaces o quizás por ser sub-capaces, que a ellos esto último les da igual.

Háganme un favor, disfrútenla como merece – y no le den tantas vueltas al Intelecto como yo - y ya puestos, quédense a ver los títulos de crédito (no les van a cobrar más por ello) y verán como curiosidades a los protagonistas de un modo casi inmediato y casi antes de que se levanten de sus asientos, uno por uno uniformados y sonrientes, dispuestos a ganar (o perder) el siguiente partido. E igualmente disfrutarán de una estupenda canción de fondo (Coque Malla anda entre la banda Sonora), melodía ésta que será su compañía en la cómoda butaca, para comprobar que en el final ronda un pajarito por la pantalla … y ver en los agradecimientos, que el equipo de rodaje disfrutó también de unas buenas croquetas, ¡qué envidia!

Por Ricardo Fernández Mora

Tráiler de la película






Ficha de la película
Título original: Campeones
Año: 2018
Duración: 124 min.
País: España
Dirección: Javier Fesser
Guion: David Marqués, Javier Fesser
Música: Rafael Arnau
Fotografía: Chechu Graf
Reparto: Javier Gutiérrez, Juan Margallo, Luisa Gavasa, Jesús Vidal, Daniel Freire, Athenea Mata, Roberto Chinchilla, Alberto Nieto Ferrández, Gloria Ramos, Itziar Castro
Productora: Morena Films / Movistar+ / Películas Pendleton
Género: Comedia. Drama | Comedia dramática. Discapacidad. Baloncesto
Sinopsis: Marco, un entrenador profesional de baloncesto, se encuentra un día, en medio de una crisis personal, entrenando a un equipo compuesto por personas con discapacidad intelectual. Lo que comienza como un problema se acaba convirtiendo en una lección de vida. (Fuente: FILMAFFINITY)

Comentarios

Entradas populares de este blog

De paseo por la Expotaku 2015 en A Coruña

Saga Star Wars. Una crítica diferente: Los últimos Jedi.

Handia. Grande donde otros son pequeños.

Fargo. La belleza de la locura por episodios

El autor. Los peligros de la creación.