El viaje de sus vidas. El sentido de nuestras vidas.

Hay formas de vivir, formas de morir, formas de despedirse de quien más amas y formas de herir.

Y Paolo Virzi, director de esta excelente película, ha elegido sin duda la mejor forma de contar todas experiencias vitales (contradictorias y la vez complementarias entre sí),  aquella donde los personajes se retratan a sí mismos y la trama fluye con la ligereza de un río deslizándose por una pendiente, sobreponiéndose a ligeras torpezas de guión (como ese intento de atraco un tanto ridículo) y dejando ese regusto inconfundible de haber visto una buena historia, de hechuras clásicas y profunda significación.

John y Ella (magistralmente interpretados por Donald Shutherland y Helen Mirren) están en el ocaso de sus vidas y deciden hacer el que quizá sea su último viaje en su antigua autocaravana (la Leisure Seeker). Él tiene un incipiente alzheimer, de ella intuimos que una enfermedad la devora por dentro, llevan toda la vida casados y a pesar de los sinsabores de la vida todavía se quieren y, lo que es más extraño, todavía se necesitan.



Juntos se dirigirán hacia al sur, con el objetivo eternamente aplazado de visitar la casa de su idolatrado Hemingway, y mientras se cruzarán con el dolor, el olvido maldito, la estupidez humana, los alumnos agradecidos, sorteando entre tanto pequeños baches, apaciguando a hijos exaltados, rememorando antiguos y felices viajes, haciendo amargos descubrimientos; y al final de su destino  descubrirán que a pesar de todo, de las flaquezas y los malos momentos, de los engaños y las traiciones, todo habrá merecido la pena, pues han recorrido el camino juntos, y cuando salgan los títulos de crédito echaremos de menos a sus protagonistas tal como echamos de menos a esos viejos amigos que intuimos nunca volveremos a ver (milagro que pocas veces sucede en una sala de cine), y añoraremos su amor y su dolor, y seguiremos buscando nuestra particular forma de vivir, amar y herir, con la esperanza de hacer algún día un viaje similar (aunque de no tan amargo final) que dignifique, al menos un poco, el sentido de nuestras vidas.

Por Antonio Amaro, el misántropo feliz.


Ficha de la película:

Título original: The Leisure Seeker
Año: 2017
Duración: 112 min.
País: Italia
Dirección: Paolo Virzì
Guion: Stephen Amidon (Novela: Michael Zadoorian)
Música: Carlo Virzì
Fotografía: Luca Bigazzi
Reparto: Helen Mirren, Donald Sutherland, Kirsty Mitchell, Robert Walker Branchaud, Joshua Mikel, Christian McKay, Robert Pralgo, Joshua Hoover,  Raul Colon, John Archer Lundgren,  Elijah Marcano,  Carlos Guerrero,  Matt Mercurio, David Silverman,  Richard Pis
Productora: Indiana Production Company / Bac Films / Rai Cinema
Género: Drama | Vejez. Enfermedad. Road Movie
Sinopsis:
Ella y John están huyendo del cuidado asfixiante de sus médicos e hijos. John está perdiendo la memoria, es despistado pero tenaz. Ella es frágil pero a la vez ingeniosa. Su viaje a bordo de su fiel caravana los lleva desde Boston hasta Key West en los Estados Unidos. Compartiendo en su trayecto tanto momentos de alegría como de angustia, van recobrando así su pasión por la vida y su amor por los demás, mirando con perspectiva y de forma distinta todo lo que van dejando atrás. Hecho que les hace replantearse durante su aventura, cómo se ven el uno al otro. (FILMAFFINITY)

Comentarios

Entradas populares de este blog

De paseo por la Expotaku 2015 en A Coruña

Saga Star Wars. Una crítica diferente: Los últimos Jedi.

Handia. Grande donde otros son pequeños.

Fargo. La belleza de la locura por episodios

El autor. Los peligros de la creación.