MULA. Eastwood a medio gas.



Pocas filmografías tan extensas y completas como la del veterano Clint Eastwood, treinta y
nueve películas como director (si las cuentas no me fallan) de gran nivel y coherencia, en las que
se incluyen obras maestras como “Sin perdón” o “Million Dollar Baby”.

Acercarse a su cine es un valor seguro, pues sabes que siempre te vas a encontrar con una
historia bien contada, actores cumplidores, personajes que transmiten humanidad y una
dirección sobria, sin estridencias ni movimientos de cámara imposibles, pero elegante en su
ejecución.

Y cuando además se reserva el papel de protagonista la diversión está asegurada, pocos actores
han sido capaces de aportar tanto con su sobriedad impertérrita, apta no solo para sus
habituales papeles de tío duro, sino también para el drama y la comedia, género en el que brilla
de manera muy particular precisamente gracias a su parquedad de gestos.

Tenía grandes expectativas en su última y esperada película, en la que de nuevo comparte
dirección e interpretación, más después del excelente sabor de boca que nos había dejado la
espléndida “Gran Torino”. Sin embargo en esta ocasión me ha quedado un regusto agridulce en
la que quizá sea su ultima aparición en la gran pantalla.

“Mula” es una película inspirada en un hecho real sobre un octogenario que por diversas
dificultades económicas se convierte en el principal transportista de un peligroso cartel de la
droga, dando una historia que por supuesto entretiene pero que no alcanza ni de lejos la
profundidad de sus mejores obras.

Si bien la trama policial está bien resuelta, con un acertado Bradley Cooper que bien podría
postularse como un digno heredero de Clint Eastwood, ni los momentos de comedia ni los más
dramáticos acaban de estar bien resueltos, más debido a un guión irregular que a la torpeza del
director a las cámaras, encontrándonos ciertos gags con poca gracia y alguna que otra escena de
excesiva sensiblería, algo poco habitual en el currículum del actor.

A pesar de ello creo que todos los aficionados a su filmografía disfrutaran viendo “Mula”, en
ningún momento aburre, encontramos en ella cierta acidez, desencanto y critica social que ya
revelaba la mencionada “Gran Torino”, y al fin y al cabo siempre es un placer ver a Clint
Eastwood haciendo de Clint Eastwood, realizar sus clásicos gestos de cara, desarrollar de esa
manera tan especial su faceta cómica y mirar a la cámara con la sobriedad y sabiduría de quien
ya es una leyenda eterna en la historia del cine.

Por Antonio Amaro, El Misántropo Feliz


Ficha de la película:

Título original: The Mule
Año: 2018
Duración: 116 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Clint Eastwood
Guion: Nick Schenk (Artículo: Sam Dolnick)
Música: Arturo Sandoval
Fotografía :Yves Bélanger
Reparto: Clint Eastwood,  Bradley Cooper,  Dianne Wiest,  Michael Peña,  Taissa Farmiga, Laurence Fishburne,  Ignacio Serricchio,  Alison Eastwood,  Andy García, Diego Cataño,  Robert LaSardo,  Lobo Sebastian,  Clifton Collins Jr.,  Manny Montana, Jill Flint,  Noel Gugliemi,  Loren Dean,  Katie Gill,  Daniel Moncada,  Victor Rasuk, Devon Ogden,  Ashani Roberts,  Lee Coc,  Rey Hernandez,  Joe Knezevich, Derek Russo
Productora: Imperative Entertainment / Warner Bros. / Bron Studios / Malpaso Productions. Distribuida por Warner Bros.
Género: Drama| Familia. Vejez. Drogas. Basado en hechos reales
Sinopsis:
A Earl Stone (Eastwood), un octogenario que está en quiebra, solo, y que se enfrenta a la ejecución hipotecaria de su negocio, se le ofrece un trabajo aparentemente facil: sólo requiere conducir. Pero, sin saberlo, Earl se convirte en traficante de drogas para un cártel mexicano, y pasa a estar bajo el radar del agente de la DEA Colin Bates (Cooper).

Comentarios