APOLO 11, la película que acallará a los escépticos



“Apolo 11”, la película, viene a celebrar el 50 aniversario de la misión del mismo nombre que llevó al hombre a la luna. Se trata de un documental dirigido, producido y editado por Todd Douglas Miller, que ya venía trabajando desde 2016 en una película relacionada con el programa Apolo de la NASA.
Para esta nueva producción contaba con material de archivo exclusivo de la misión de 1969, películas en 16 mm y 35 mm que habían servido en la época para las retrasmisiones televisivas. La gran sorpresa llegó cuando, en medio de la realización de la película, instancias oficiales le hicieron entrega un metraje en 70 mm hasta el momento inédito.

Gracias a un rodaje extremadamente planificado durante la misión espacial, existen increíbles tomas de todos los entresijos de las oficinas de la NASA y de la plataforma de lanzamiento; planos de absoluta nitidez que muestran la trayectoria del cohete saliendo de la atmósfera y seguidamente desprendiéndose del faldón; primeros planos de hasta tres igniciones para propulsarse; panorámicas espaciales de la Tierra, de la corona lunar, o un fabuloso escorzo de la Luna con la Tierra al fondo.  Estas imágenes de alta calidad y de una armonía estética indescriptible fueron obra de reconocidos cineastas de la época, y hacen gala de un despliegue operativo de producción audiovisual sin precedentes: tomas aéreas, complicadas grúas, grabación en el espacio exterior… Si la misión Apolo 11 supuso un gran paso para la humanidad, este alarde cinematográfico y su reciente descubrimiento ha supuesto sin duda un gran paso para la cinematografía.


Miller se encuentra de repente con 11.000 horas de grabaciones sonoras y cientos de horas de vídeos de una calidad técnica inusitada. Decide hacernos partícipes de la misión centrando la atención en la parte más técnica y oficial del acontecimiento, desde la palpitante cuenta atrás para el lanzamiento, hasta la reinserción de los astronautas en la vida terrícola tras la debida cuarentena.

Ni que decir tiene que en la hora y media que dura la película, y aún conociendo el desenlace de los acontecimientos, todo lo que se presenta en la pantalla es un concentrado de tensión y belleza que estremece al espectador de principio a fin.

La prensa ha compartido muchas anécdotas divertidas sobre esta misión a lo largo de los años, por eso Miller ha optado por omitir los detalles triviales. En la película “Apolo 11”, lo anecdótico se basta con datos técnicos sobreimpresos en la pantalla a modo de panel de control, de modo que el propio espectador puede satisfacer su curiosidad echando ojo de cifras vertiginosas como son la velocidad de la nave, la distancia de la tierra, y hasta las pulsaciones por minuto de los astronautas.

La gran originalidad creativa del documental viene por medio de varios efectos. Lo que más llama la atención es el tono “retro” de la realización, que nos lleva también desde un punto de vista cinematográfico a la fecha del evento. Por un lado, Miller evoca las técnicas del “cine directo”, género documental en boga durante los años sesenta que se caracteriza por su propósito de veracidad, evitando al máximo la intervención del cineasta. Las imágenes se muestran libres de comentarios y explicaciones. Ni entrevistas ni voces en off interfieren entre lo que la cámara captó y lo que el espectador observa en el montaje final.


Por otro lado, y para mantener la fidelidad con los medios disponibles en aquel entonces, la banda sonora está compuesta por las voces en directo de las personas que vemos en pantalla, así como por una música de gran aportación dramática, interpretada íntegramente con instrumentos todos existentes en 1969.


Miller también recurre a la técnica de la “pantalla partida”, que estaba tan de moda en esa década, exhibiendo varias secuencias paralelas en el tiempo, separadas por rayas negras verticales u horizontales.

En definitiva, el trabajo al que se ha enfrentado Todd Douglas Miller para montar esta brillante película es inconmensurable. No es de extrañar que “Apolo 11” se haya llevado el Premio Especial del Jurado por la Edición en el festival de Sundance. Me consta que todo el material descartado no es menos interesante, y que seguramente seguirá siendo objeto de futuras obras cinematográficas. No tanto por la postproducción, sino por el puro contenido de estas imágenes, el viaje al pasado también lo favorece la colección de objetos de la época: material de oficina, pantallas televisivas redondeadas y teléfonos con cable en espiral; y sobre todo en las imágenes de los miles de civiles que se reúnen para ser testigos directos de la hazaña, con sus coches aparcados al borde del agua, esperando en el césped con sus cámaras súper-8 domésticas y telescopios. En este sentido la película es un maravilloso documento histórico, no sólo desde el punto de vista científico, sino además social, mostrando la moda tan distintiva, caracterizada por gorros de baño floreados, llamativas gafas de sol y demás accesorios llenos de color. Los primeros planos de los rostros emocionados nos hacen partícipes del espectáculo como si estuviéramos viviéndolo en directo junto a ellos.


Extractos de telediarios nos trasladan a la actualidad de 1969. Mientras la operación que duró 8 días se desarrolla, voces oficiales informan con voluntad conciliadora de un logro conjunto de la humanidad. Una vez la misión culmina con éxito, Nixon ya puede dar el discurso en el que se anota un tanto, recordando al mundo que habían prometido ser los primeros.

La película “Apolo 11” es un cuento de ciencia sin ficción. Es una muestra de imágenes espeluznantes sin trucajes. Es una alegoría de la superación humana, tanto a nivel individual como a nivel de especie. Es una película que se ha hecho esperar 50 años, y que mientras esté en la cartelera no deberíamos esperar ni un minuto para comprar las entradas.

Por Irene Arnanz.


Estreno limitado en cines España: Del 16 al 20 julio 2019.

Ficha de la película:

Título original: Apollo 11
Año: 2019
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Todd Miller
Música: Matt Morton
Reparto: Documentary
Productora: CNN Films / Statement Pictures. Distribuida por Neon
Género: Documental | Aventura espacial
Sinopsis:
El baúl de la NASA se abre para proporcionar material inédito sobre la misión "Apollo 11", que llevaría por primera vez al hombre a la Luna. Las cámaras ubicadas en Cabo Cañaveral capturan los momentos más importantes del despegue de la nave. Unidas a las escenas filmadas en el interior del cohete espacial, ambas perspectivas ofrecen una visión íntima sobre las sensaciones que experimentaron los astronautas durante su misión. (FILMAFFINITY)


Comentarios