Cam. La (no tan lejana) suplantación de la realidad.



Si bien mi lado infantil agradece de vez en cuando una ración de grandilocuencia y exagerados efectos especiales en forma de superhéroes marvelianos, reconozco que cada vez me gustan las pequeñas grandes películas que con escaso presupuesto y reducido plantel de actores son capaces de contar historias de mayor intensidad si cabe que en las mencionadas superproducciones hollywoodienses.

Hace escasas semanas les hablaba elogiosamente de la minimalista “The Guilty”, capaz de conseguir el milagro de tenernos pegados a la pantalla con un único actor durante casi todo el film, y ahora quiero recomendarles este nuevo thriller –con ciertos toques de película de terror–  que indaga en el oscuro mundo de las modelos de cámara web (Cam girls), chicas normalmente de “buen ver” que, como si de un Gran Hermano casi perpetuo se tratara, ofrecen su vida a través de la red, en ocasiones mostrando actos triviales tales como leer o comer, en otras realizando prácticas de, digamos, más indecorosa actitud. Y cobrando por supuesto por ello.

La actriz Madeline Brewer hace un gran ejercicio de interpretación al mostrar las dos caras de esta esquizofrénica vida; una, “la real” frente a amigos y familiares; y otra, “la virtual”, aquella que tiene que ser siempre simpática e interesante para atraer el mayor número de espectadores y subir ansiosamente en el ranking de las más vistas.

La película, muy bien dirigida por Daniel Goldhaber y con un guion coescrito por una antigua Cam girl, Isa Mazzei, rebosa verosimilitud y muestra, ayudado por el gran trabajo de la actriz, como estos dos mundos confluyen y se entremezclan, haciéndonos preguntar cual es la verdadera identidad de la protagonista y si realmente sabe diferenciar donde acaba el trabajo y empieza su vida real. Esta pregunta casi filosófica se retorcerá todavía más cuando se encuentre con el desagradable hecho de que han robado su cuenta y dirección de correo electrónico, y que además una inteligencia artificial exactamente igual a ella ha suplantado su identidad en la red.

Pedro Baños, militar, reputado analista de geopolítica y escritor, decía en una entrevista reciente que la capacidad de crear vídeos simulados de absoluta perfección está a la vuelta de la esquina, por lo que ya no podremos saber nunca a ciencia cierta si todo lo que vemos a través de una pantalla es ficción o realidad. Inquietante perspectiva con la que tendremos que convivir y que hace de esta premonitoria película una aguda reflexión no solo sobre la identidad del individuo en estos tiempos en que nuestro buen humor depende de los “likes” que recibamos, sino de hacia donde avanza la tecnología y el preocupante uso que podemos (y pueden los gobiernos) hacer de ella.

Antonio Amaro      www.elmisantropofeliz.es

Ficha de la película:
Título original: Cam
Año: 2018

Duración: 94 min.
País:  Estados Unidos
Dirección: Daniel Goldhaber
Guion: Isa Mazzei (Historia: Daniel Goldhaber, Isa Mazzei, Isabelle Link-Levy)
Música: Gavin Brivik
Fotografía: Katelin Arizmendi
Reparto: Madeline Brewer, Samantha Robinson, Patch Darragh, Melora Walters, Devin Druid,Imani Hakim, Michael Dempsey, Flora Diaz, Jessica Parker Kennedy, Quei Tann,Linda Griffin, Clint Jung, Carl Donelson, Brayden Skoglund, Elijah Stevenson,Paris Peterson, Emily Berry, Isa Mazzei, Longmont Potion Castle, Lina Carter
Productora: Divide / Conquer
Género: Thriller. Terror | Thriller psicológico. Internet / Informática
Sinopsis:
Alice (Madeline Brewer) es una cam girl que trabaja en una website para adultos y que intenta mantener su vida privada al margen. Un día, cuando intenta loguearse, descubre que alguien está utilizando su perfil: una réplica exacta de ella misma. (FILMAFFINITY)




Comentarios