30 de junio de 2015

’71. Mucho mejor que el Bloody Sunday de U2



Escena de '71

La película que tratamos hoy lleva por título uno de los años más duros del conflicto de Irlanda del Norte y el Reino Unido, 1971. Se narra la historia de un joven soldado del ejército británico que es abandonado accidentalmente por su unidad, tras intervenir en un motín en las peligrosas calles de Belfast durante 1971, uno de los años más sangrientos del conflicto irlandés. En las calles de los barrios residenciales de la ciudad se enfrenta solo a grupos del IRA Provisional y a la Military Reaction Force del ejército británico.

La acción transcurre en apenas 24 horas y si bien puede acercarse a algún suceso real no parece que se hayan basado en ninguno en concreto.

27 de junio de 2015

Supongo que me respetarás... ¿Eh Teodoro?

                                                            Amanece, que no es poco
"Ahora o Nunca", "Perdiendo el Norte", o el fenómeno "8 Apellidos Vascos", la salud de la comedia nacional atraviesa por un momento alegre. Siempre hemos tenido unos buenos argumentos para sentirnos orgullosos de nuestras comedias, aunque curiosamente, era necesario que pasara una buena cantidad de años para que las éstas adquirieran el estatus que les correspondía por su calidad (cosa que no ocurría por ejemplo, con los dramas), y muy a menudo tuvieron que soportar el desprecio de crítica y público, como si existiera un complejo en reconocer que aquello que nos hacía reír aquí, no tenía nada de lo que avergonzarse respecto a lo que nos llegaba más allá de los Pirineos.

23 de junio de 2015

Kingsman, o la insorportable levedad de Colin



Pensé que Kingsman era un producto más serio, un spin off de James Bond pero está a medio camino de la seriedad del agente 007 y del cachondeo de Austin Powers, sin embargo, esta dosis de hilaridad no provocan el más mínimo cambio en las facciones de su protagonista, Colin Firth, a quien le debieron decir en la escuela de interpretación que lo mejor era no mover ni un músculo.

Y es que así es Colin Firth, un actor con papeles atormentados que despacha con un hieratismo que le va muy bien. Mueve algo el rostro porque tiene que abrir la boca para hablar porque si tuviese dotes de ventriloquía ni eso haría. Sus personajes parecen continuaciones de películas anteriores variando la situaciones como por ejemplo en El discurso del Rey (2010), o en Un Largo Viaje (2013)

Estamos ante una película entretenida, de espías con apariencia clásica y conservadora pero muy sofisticados en cuanto a los cachivaches se refiere. Mucha acción y personajes reconocibles que aportan cierta estabilidad a una historia hecha para entretener, sin muchas aspiraciones. En ocasiones es un pelín sangrienta y tiene algunas escenas originales en la forma de mostrarnos las peleas que se suceden: me llamaron la atención algunos “selfies” que simulan ser hechos desde las armas empuñadas.

20 de junio de 2015

En un futuro no muy lejano...

                                          Regreso al Futuro imagen inspirada
Nos acercamos alegremente a la fecha en la que el DeLorean de Marty McFly se detenía en la segunda parte de Regreso al Futuro, llevándonos hasta el lejano 2015 en donde nos esperaba un mundo lleno de adelantos asombrosos... ¿pero qué se ha cumplido de aquellas predicciones? y más aún ¿cuántas veces han acertado los guionistas de Hollywood cuando se han atrevido a jugar con su bola de cristal?

16 de junio de 2015

"Limitar nuestra atención a cuestiones terrestres sería limitar el espíritu humano."



"La Teoría del Todo"
El titular de nuestro post de hoy es una frase atribuida a Stephen Hawking, el genio y físico británico especialista en el estudio del tiempo y el universo. Recientemente está de enhorabuena no por sus descubrimientos y aportaciones a la ciencia sino por la excelente interpretación que el actor, también inglés, Eddie Redmayne hace del físico en  la película La Teoría del todo (The Theory of Everything , 2014) de James Marsh. 

En ocasiones, la caracterización de los actores puede llegar a extremos sorprendentes y este es uno de los casos. El no demasiado conocido Redmayne ha bordado su interpetación del genio inglés, tanto en la apariencia física como en su carácter y genialidad. De hecho, se dice que tras visualizar la película, el propio Stephen Hawking se emocionó y llegó a verse a si mismo en pantalla, ante la actuación de Redmayne. La felicitación de Hawking a Redmayne y el haber ganado un Oscar al mejor actor por esa película fueron los broches de oro para tan fantástica labor.

13 de junio de 2015

Cristopher Lee: mil caras, mil vidas y una impresionante voz.

                                                                                Cristopher Lee
Una de esas pocas ocasiones en las que la actualidad nos impone un alto. Como cinéfilos debemos pues, tomar un respiro y detenernos ante la figura (1,96 ni más ni menos), de este Caballero del Imperio Británico que nos ha dejado a los 93 años.

9 de junio de 2015

“Deadly Virtues: Love. Honour. Obey”

Cartel promocional
Película curiosa esta. Me esperaba un “teledramón” más propio de la sobremesa que el producto entretenido que me encontré. Una historia sórdida que nos pondrá a más de uno la piel de gallina porque todos podemos ser objetivo de un lunático o lunática, que también las hay, que pretendan jugar con nosotros el chucuchú del tren, el ven aquí que te lo doy todo, o el para qué miras si no quieres. Sea como fuere, tenemos una película que cumple su cometido desde el minuto uno y no da tregua al espectador.

Con muy pocos actores y en un entorno cerrado se desarrolla una trama con mucha tensión, todavía más erotismo y un poquito de obediencia. La historia transcurre en un larguísimo fin de semana en el que una joven pareja es secuestrada por un lunático y quedan a su merced.

Con el transcurso de la película uno acaba dudando qué personaje es el lunático y de quién es mejor huir, ya que vamos conociendo poco a poco las miserias de la pareja y las necesidades del secuestrador. Estas necesidades empiezan siendo muy básicas al principio pero luego se van diluyendo.


6 de junio de 2015

A tiro limpio (y 3).

                                                                         cartel promocional
Olvidaos de hidalgos ideales, de rescatar doncellas en apuros, de abrazar nobles banderas y defenderlas hasta las últimas consecuencias... Llegamos a la Era de la Pólvora, donde las cargas de caballería dejaron de tener sentido, las fortalezas y murallas desparecieron ante la incontenible artillería, y los conflictos dejaron de librarse en un campo de batalla, sino que el campo de batalla abarcó a la totalidad de la población mundial. Nuestros prejuicios nos llevan a relacionar las grandes barbaridades cometidas en las batallas con épocas pasadas, lejanas a nuestro presente racional. Matanzas masivas como las de Atila, o incluso pareciera que el infierno había abierto de par en par sus puertas para dejar salir a los jinetes de Gengis Kan para que cometieran sus atrocidades. Pero nada más lejos de la realidad. Es a partir del siglo XX cuando por primera vez las víctimas civiles superan a las militares, las contiendas no se libran en el desfiladero de las Termópilas o en la llanura de Gaugamela, sino en las calles de Stalingrado o Berlín. Hay incluso episodios que por su magnitud, aún no han adquirido la suficiente perspectiva histórica como para ser juzgados o incluso cuestionados (Hiroshima, Nagasaki). Sea como fuere, son un tema recurrente para el cine, y nos ha dado muchas de sus mejores joyas. Vamos a repasar aquí, las que por razones más subjetivas que cinefilas, me vienen a la cabeza.

2 de junio de 2015

"Otros artistas se sorprenden cuando les digo que soy autodidacta y que no estudié ni pintura ni dibujo."

Jose A. Mendez y algunos de sus trabajos


Hablamos con José A. Méndez, un fan del género de terror que ha encontrado una forma original de mostrar su entusiasmo, pintando al óleo escenas y personajes de películas clásicas de terror y ciencia ficción
José A. Méndez se define como “un loco aficionado al terror en general, a los monstruos, a los cómics y a la literatura de terror.”

Empezó recientemente a pintar cuadros, como él dice: “Desde pequeño siempre me gustó dibujar aunque lo tuve abandonado durante muchos años. Hace un año  por curiosidad empecé a subir dibujillos a Facebook y como a la gente le gustaba pues seguí adelante. Primero dibujos a lápiz, hasta llegar a pintar actualmente lienzos a pincel en gran tamaño.”

Se considera fan de autores como Poe, Machen, W.H.Hogdson, M.R.James, Lovecraft, Clark Asthon Smith, Robert E.Howard, Richard Matheson, Clive Barker, Fredick Brown, Asimov, Arthur C.Clarke, P.K.Dick, Theodore Sturgeon, John Wyndham, Robert Silverberg, Leo Perutz,..Y muchos más. Reconoce que su último descubrimiento literario es "Bajo la piel" de Michel Faber que tiene algún que otro capítulo escalofriante y lo más curioso es que no lo editaron como una novela de género...